La reparación millonaria del CAEM, en detalle: los arreglos que necesita tras 20 años de uso
Cyl dots mini

La reparación millonaria del CAEM, en detalle: los arreglos que necesita tras 20 años de uso

Aprobado el proyecto para la primera gran reforma del CAEM después de casi 20 años, con un presupuesto base de 1.280.692,13 euros y un plazo de ejecución de nueve meses.

El CAEM, el gran auditorio de Salamanca creado para la Capitalidad Cultural Europea de 2002, recibirá en los próximos meses su primera gran reformad desde entonces para adaptarse a nuevos usos y reparar los desperfectos sufridos en este tiempo de intensa actividad. Tal y como adelantó TRIBUNA, se ha aprobado un proyecto de rehabilitación que tendrá un presupuesto base de 1.280.692,13 euros y un plazo de ejecución de nueve meses. Es la primera gran puesta a punto que recibe tras casi dos décadas: costó 10,7 millones de euros en su día.

 

Construido en el año 2002, cuando Salamanca fue nombrada Capital Cultural Europea, el edificio ha venido acogiendo desde entonces una programación cultural continuada, principalmente conciertos y teatro. Por tanto, la obra se justifica por el correspondiente deterioro de algunas zonas debido a su uso, por la necesidad de adaptarse a los requisitos actuales de la actividad cultural, en constante evolución tecnológica, y para mejorar su accesibilidad a las personas con discapacidad o movilidad reducida.

 

Los trabajos previstos son principalmente de reparaciones o de reformas interiores, excepto en algunos aspectos, como el muelle de la planta baja, con cubrición de un espacio libre, y el cerramiento o avance del muro en la fachada de la calle Arias Pinel, con pequeños aumentos de la edificabilidad. Así, la superficie construida de ampliación es de 132,98 metros cuadrados, para sumar un total de 11.075,98 metros cuadrados.

 

En primer lugar, en la fachada sur, se llevará a cabo la reparación de las pavimentaciones del solado de granito, en muy mal estado, así como de las impermeabilizaciones y aislamientos. Al mismo tiempo, se plantea la implantación de la nueva cafetería en el vestíbulo de entrada, ocupando un espacio actualmente en la calle, mucho más adecuado para la ubicación de un uso público de estas características. Por su parte, en la fachada norte, se corregirán y a su vez se sanearán y limpiarán las juntas del pavimento.

 

En la Sala B, se acometerán mejoras en la evacuación y el aislamiento. Se trata de realizar una modificación que permita una vía de evacuación directa y clara hacia la calle. También se completa el aislamiento acústico de la sala con diversos materiales a fin de mejorar su aislamiento con el resto de plantas.

 

En la planta baja, el muelle se encuentra al aire libre y es de bastante uso, ya que recibe las cargas a nivel de planta de escenario. Se plantea el cerramiento de este espacio con una estructura de acero ligera y una cubierta de panel de chapa lacada. Al mismo tiempo, se aumentará el muelle de carga en el sótano para llevarlo al nivel adecuado.

 

Por lo que respecta a la cubierta, a fin de mejorar el mantenimiento de los aparatos de las instalaciones y la seguridad en el mantenimiento de las mismas se efectuarán diversas reformas. También se proyecta el cerramiento del zaguán para mejorar la estancia de las personas en el vestíbulo y un ahorro energético del edificio. Además, se modificarán las carpinterías exteriores de los camerinos y núcleos de escalera, ya que son actualmente carpinterías fijas de muy difícil limpieza y mantenimiento.

 

Finalmente, la cabina de instalaciones de control de sonido se encuentra por encima del nivel del vestíbulo y entrada a la propia sala. Para mejorar esta situación, se realizará un paso a nivel entre la sala y el escenario a fin de mejorar la accesibilidad de personas con movilidad reducida en casos de necesidad de este acceso. El proyecto incluye también mejoras en la reposición de materiales y saneamiento de vestuarios y camerinos.

 

El Centro de Artes Escénicas fue construido con piedra de Villamayor, cuenta con una superficie de 10.260 metros cuadrados, cerca del museo de arte contemporáneo de Salamanca, que se hizo en la antigua cárcel, otro de las actuaciones de aquellos años. El CAEM necesitó una inversión de 10.749.612,35 euros.

 

Fue una de las inversiones para acoger la capitalidad junto al citado centro de arte contemporáneo (primero CASA, luego DA2), la rehabilitación del teatro Liceo, la sala de exposiciones de Santo Domingo, el Museo de Automoción (que inauguró el Rey Juan Carlos) y el Multiusos Sánchez Paraíso, unidos al Palacio de Congresos de Castilla y León que ya había sido inaugurado. 

Noticias relacionadas