La renovada piscina de Garrido abre para terminar el verano

Ver album

La nueva cubierta, que pesa 70 toneladas, la climatización y el arreglo del vaso actualizan por completo una piscina de referencia para 4.000 personas.

La piscina climatizada de Garrido abrirá sus puertas en los próximos días a tiempo para despedir la temporada de verano y ya totalmente remnovada de cara a la temporada de invierno, cuando más de 1.000 personas diarias acuden a los diferentes cursos y tratamientos. En concreto, a partir del viernes estará disponible. Las obras se han hecho durante este verano, por lo que el vaso cubierto no pudo estar disponible para los usuarios, pero con el objetivo de que estuvieran terminadas de cara a la temporada de invierno, su uso fundamental.

 

piscina garrido

El proyecto ha contado de una renovación completa de instalación, desatendida y sin tocar desde 1999. Eso ha provocado numerosos problemas de filtraciones especialmente por la cubierta, que estaba en muy mal estado. Eso afectaba al funcionamiento de toda la instalación. Esa ha sido la principal actuación que se ha hecho, cambiando toda la estructura y los paneles por unos nuevos. En total la cubierta pesa unas 70 toneladas y con su nuevo mecanismo permite dejar la piscina prácticamente descubierta. Además se evitan las filtraciones y se permite tener una mejor climatización interior.

 

El resto de la actuación, que ha costado 1,3 millones de euros, se ha invertido en la nueva maquinaria para la climatización del agua y de la instalación y la renovación del vaso, que tenía losas partidas y juntas defentuosas. La inversión la ha asumido fundamentalmente el Ayuntamiento de Salamanca.

 

El aspecto final es realmente bueno y se asemeja mucho al de la anteior, ya que el diseño de la cubierta es muy parecido. Esta piscina es una de las dos cubiertas de la ciudad y, desde ahora, la más nueva junto a la vetusta de La Alamedilla; entre las dos atienden a 4.000 cursillistas.