"La rehabilitación en pacientes Covid-19 ayuda a prevenir lesiones pulmonares"

El doctor Javier Nieto Blasco, Jefe de Servicio de Rehabilitación del Complejo Asistencial Universitario de Salamanca, asegura que una adaptación progresiva a la actividad física es fundamental para evitar la aparición de lesiones por exceso de 'energía' después de tanto tiempo parados. 

Javier Nieto Blasco, Jefe de Servicio de Rehabilitación

El doctor Javier Nieto Blasco, Jefe de Servicio de Rehabilitación del Complejo Asistencial Universitario de Salamanca, destaca la importancia de que los pacientes infectados por el nuevo coronavirus, cuya enfermedad se conoce como Covid-19, fortalezcan su musculatura para mejorar la "eficacia" respiratoria. 

 

Una adaptación "progresiva" a la actividad física siempre que el facultativo así lo indique y a la carga deportiva será fundamental para evitar la aparición de lesiones por exceso de 'energía' después de tanto tiempo parados, ya que el sistema músculo esquelético queda afectado por el tiempo de inactividad física, bien por estar en cama, bien por la situación de confinamiento, reflejada en falta de fuerza de la musculatura.

 

-¿Qué pasa con la musculatura de los pacientes Covid-19 que llevan tiempo ingresados en el hospital?

-"En estos pacientes ingresados en UCI existen diferentes factores como pueden ser la sepsis (infección generalizada), el fallo multiorgánico, ventilación mecánica (VM), la inmovilización e hiperglucemia que contribuyen a la aparición de un síndrome denomidado síndrome de debilidad adquirida en la unidad (DAU), que suele aparecer en torno al 40% de los pacientes ingresados en UCI, caracterizado por la atrofia y/o pérdida de masa muscular como consecuencia de una miopatía, polineuropatía o ambas".

 

-¿Tienen algún tipo de recomendación para ellos? 

-"Las recomendaciones de la bibliografía (guías de expertos internacionales, recomendaciones de las diferentes sociedades científicas) en cuanto a la movilización precoz del paciente crítico con COVID-19, si bien no existe evidencia disponible que recomiende o contraindique su uso en estos pacientes, basándose en los beneficios de dicho tratamiento en los pacientes críticos, en cuanto a los beneficios que esta rehabilitación tiene en cuanto a la prevención de la complicaciones de la inmovilidad y la ventilación mecánica, y la posibilidad de acelerar el destete; puede recomendarse, siempre y cuando la seguridad del equipo rehabilitador esté garantizada, para evitar o minimizar la debilidad adquirida del paciente crítico y otras complicaciones que pueden surgir en esta fase. Y debe siempre iniciarse cuando el paciente se encuentre estable a nivel clínico adaptando los protocolos de atención rehabilitadora del paciente crítico".

 

 

-¿Qué hay de la fisioterapia respiratoria?

-"En relación con la fisioterapia respiratoria, de manera general, no se recomienda para pacientes graves y críticos durante periodos de exacerbaciones inestables o progresivas, por el empeoramiento o desestabilización que puede acarrear en dichos pacientes. Si bien una vez que el paciente está estabilizado, la fase más crítica se ha superado y en aquellos que presentan tos productiva y donde el paciente presenta dificultad para por si solo ser capaz de eliminarlas, es donde las técnicas de drenaje de secreciones podrían ser beneficiosas, siempre valorando el riesgo/beneficio. Al igual que aquellos con comorbilidades respiratorias: fibrosis quística, bronquiectasias o requieran asistencia para la tos".

 

"El propio tratamiento de fisioterapia motora (movilización precoz de pacientes críticos), al mejorar el estado general, con una mejor acondicionamiento físico, conlleva una mejora de la musculatura respiratoria, lo que conlleva los beneficios ya previamente descritos de mejora en cuanto a la prevención de la complicaciones de la inmovilidad y la ventilación mecánica, y la posibilidad de acelerar el destete, acortando la estancia en la UCI y las mejoras en cuanto a la funcionalidad de los pacientes. Y es por ello que la fisioterapia respiratoria no se recomienda de manera inicial y se reserva para aquellos casos de pacientes ya estabilizados, no en fase aguda o critica, y donde el paciente presenta dificultad para por si solo ser capaz de eliminarlas las secreciones".

 

Por todo, la movilización precoz debería iniciarse cuando el paciente se encuentre estable a nivel clínico. Los objetivos del tratamiento rehabilitador son:

 

1. Mejorar la sensación de disnea (fatiga) de los pacientes.

2. Reducir o minimizar las complicaciones.

3. Preservar la función respiratoria.

4. Prevenir y mejorar la disfunción (tanto respiratoria como motora) y la discapacidad.

5. Mejorar la calidad de vida, evitar ansiedad y depresión. 6. Disminuir el tiempo de ingreso en UCI y facilitar la liberación de camas de la unidad de críticos.

 

 

-¿Podrían acarrear algún tipo de lesión pulmonar si no hacen rehabilitación?

-"El no hacer rehabilitación no acarrea lesión pulmonar. Es la propia enfermedad la que puede conllevar lesiones pulmonares independientemente de la realización o no de rehabilitación. Pero lo que es evidente, es que la posibilidad de realización de un programa de tratamiento rehabilitador minimiza las posibles consecuencias, acorta la estancia en la UCI, con los beneficios que ello conlleva".

 

-¿Qué pasa con aparición de secuelas derivadas del uso de determinados fármacos?

-"Como se sabe, la COVID-19 provoca un cuadro clínico compatible con una infección respiratoria que provoca disfunción respiratoria, física y psicológica que en ocasiones conlleva la necesidad de ingreso en una unidad de críticos (UCI), que junto con los factores comentados (fallo multiorgánico, ventilación mecánica, inmovilización e hiperglucemia) contribuyen a la aparición de un síndrome denominado síndrome de debilidad adquirida en la unidad (DAU), caracterizado por la atrofia y/o pérdida de masa muscular como consecuencia de una miopatía, polineuropatía o ambas".

 

"Además de ello, esta enfermedad provoca una exagerada respuesta inflamatoria de nuestro organismo, que precisa de altas dosis de corticoides y relajantes musculares, para su control. Y este hecho contribuye igualmente a una mayor debilidad muscular y alteración funcional. Por lo que la realización de rehabilitación cobra más fuerza en estos pacientes".

 

-¿La falta de actividad también afecta al sistema de equilibrio?

-"Esta inactividad, inmovilidad y la estancia prolongada en el hospital no es que provoque una alteración del equilibrio como tal, sino que es la debilidad que ocasiona esta enfermedad la que puede conllevar dificultad para mantenerse de pie sin ayudas y poder manejarse de manera más autónoma. Al principio, estos pacientes tanto por la disnea, como por la debilidad, pueden necesitar ayuda para manejarse. Asimismo, respecto a ello, destacamos que también hay que tener en cuenta la situación de base de los pacientes. Es decir, si antes de la enfermedad el paciente ya tenía alguna alteración del equilibrio o alguna discapacidad previa, ésta puede verse agravada no sólo por la enfermedad, sino por el propio ingreso. Además al tratarse de pacientes de mayor edad, los que con más frecuencia han presentado la enfermedad, la prevalencia de estas dificultades ha sido mayor, por lo que inicialmente han presentado alguna dificultad también mayor". 

 

"Hay que destacar que el propio Covid puede provocar alteraciones o síntomas neurológicos, que aunque se trata de una sintomatología menos frecuente que la respiratoria, si se ha objetivado a nivel global la presencia de alteración neurológica, que igualmente puede conllevar alteración del equilibrio. Así como la alteración en cuanto a los fenómenos tromboembólicos que conllevan, que pueden ocasionar algún trastorno tipo ictus, que igualmente ocasionaría alteración del equilibrio".

 

-¿Cómo pueden mejorar la respiración? ¿Qué ejercicios pueden hacer? 

-"Os explico un poco lo que hemos hecho en el Servicio y con esto yo creo que contesto a estas dos preguntas. Por un lado está la actividad de manera presencial que hemos desarrollado. En primer lugar hemos elaborado un protocolo junto con el servicio de Cuidados Intensivos donde hemos establecido una serie de criterios para definir qué pacientes se beneficiarían de la realización del programa de tratamiento rehabilitador durante la estancia en UCI, con los objetivos anteriormente expuestos, que se inicia ya en la propia UCI (en pacientes estables) para facilitar la progresión en el destete y minimizar las consecuencias de la enfermedad, inmovilidad y demás".

 

"Una vez trasladados a planta, los pacientes deben mantenerse activos para minimizar la disfunción muscular. En aquellos casos donde se evidencie una imposibilidad y/o intolerancia al ejercicio, que imposibilite mantenerse activos, continuamos con el manejo anteriormente iniciado".

 

-¿Qué pasa cuando el paciente es trasladado a hospitalización?

-"Cuando el paciente pase a hospitalización, se continuará con el manejo anterior, donde se evidencie disfunción respiratoria, muscular e intolerancia al ejercicio, que imposibilite mantenerse activos, especialmente en pacientes frágiles o con comorbilidades que afectan a su independencia. Se continúa el programa de reentrenamiento al esfuerzo y de potenciación muscular (según recomendaciones). Siempre que se pueda, lo deben realizar ellos mismos, en la medida de lo posible, según las recomendaciones, en caso de pacientes muy afectados a nivel motor, el fisioterapeuta realizará la sesión, como anteriormente, y siempre con la protección correspondiente, por supuesto".

 

-¿Y cuando el paciente está capacitado para hacer por sí mismo los ejercicios?

-"En aquellos casos donde el paciente ya está capacitado para la realización de los ejercicios por sí mismos, ya sean de los que precisaron ingreso en UCI o aquellos que no lo precisaron e ingresaron directamente en plantas de hospitalización, siguiendo las líneas de plan de humanización del Hospital, elaboramos unas recomendaciones generales y ejercicios de rehabilitación que se les entregaban a los pacientes, para que los hicieran en sus habitaciones con los mismos objetivos desde el punto de vista funcional".

 

"Estas recomendaciones de ejercicios se dividen en dos fases: básico y avanzado. La primera de ellas (básica), para pacientes con mayor afectación inicial o pacientes de mayor edad; y la segunda fase (avanzada), ya para una vez pasado la situación de mayor afectación en donde se añaden algunos ejercicios de mayor dificultad o esfuerzo y que precisan poder realizarlo en sedestación (sentados). Recomendaciones (adjuntamos las que se han entregado a los pacientes). Como resumen, la mejor manera de irse recuperando y mejorar la respiración es mantenerse activo".

 

"El mejor ejercicio es caminar. Debe iniciarse en los primeros días, siempre que haya sido autorizado por su médico y las autoridades sanitarias competentes. Caminar varias veces al día. Les recomendamos que los ejercicios respiratorios y de fortalecimiento muscular deben hacerse despacio y sin fatigarte. Y no hay que hacerlos después de las comidas. Deben realizarse regularmente todos los días, 1-3 veces al día, como mínimo. ¡A muchos poquitos! Hacer poquitos ejercicios muchas veces. Lo que sí estamos observando, aunque lo decimos con prudencia, por la falta de una gran experiencia todavía, y esperemos que nunca la tengamos (lo que quiere decir que esta “pesadilla” va mejorando), que la impresión es que los pacientes son muy agradecidos al ejercicios físico, es decir que los beneficios de dicha actividad y el tratamiento rehabilitador se observa con relativa mayor rapidez que en otras patologías".

 

-¿Cómo han sido estos meses en el servicio?

-"Con respecto a la actividad realizada por nuestro servicio de Rehabilitación, desde el inicio del Plan de Contingencia hemos tenido que suspender toda la actividad presencial de manera ambulatoria. Hemos mantenido la actividad en consultas externas, tanto con consulta telefónica como mediante la interconsulta no presencial con Atención Primaria".

 

"Los tratamientos de Rehabilitación (fisioterapia, terapia ocupacional…) se han suspendido, al ser necesario un contacto físico con los pacientes, para facilitar el control de la pandemia. Asimismo, muchos de los facultativos y residentes de nuestro servicio (casi la totalidad de operativos) se han incorporado a los equipos Covid del complejo asistencial, tanto en el hospital Clínico como en Los Montalvos, para, como no podía ser de otra manera, apoyar a nuestros compañeros de otros servicios y juntos lograr vencer a este 'bicho'.

 

"En cuanto a nuestro personal de enfermería (fisioterapeutas, terapeutas ocupaciones, TCAEs), igualmente se incluyeron en los equipos Covid realizando funciones de apoyo y labores de gestores de casos, igualmente imprescindibles para facilitar la comunicación con los familiares de los pacientes ingresados".

 

"En el momento actual estamos realizando: por un lado, la atención de los pacientes ingresados tanto en Covid como no Covid; además continuamos con labores de apoyo a servicios como UCI, Medicina Interna y Salud Laboral, y seguimos con la consulta telefónica y la interconsulta no presencial. Ya estamos elaborando el plan de reanudación de la actividad presencial, dentro del Plan de Desescalada del Hospital".

 

-¿A cuántos pacientes Covid han tratado?

-"El número total de pacientes Covid en todo este tiempo no te lo puedo precisar, pero sí decirte que la media de pacientes en tratamiento rehabilitador diario son unos 15-20 pacientes en la UCI y alrededor de 10-15 en plantas Covid; es decir hoy un total de 29 pacientes. Más los pacientes no Covid que tratamos tanto en el Clínico como en el Vega".

Comentarios

Deja tu comentario

Si lo deseas puedes dejar un comentario: