La región presenta trece enmiendas al proyecto de dictamen sobre las propuestas legislativas de la reforma

El Gobierno autonómico continúa su trabajo de defensa de los intereses de la Comunidad en las instituciones europeas
La directora general de Relaciones Institucionales y Acción Exterior, María de Diego, has asistido en Bruselas a la décima reunión de la Comisión de Recursos Naturales (NAT) del Comité de las Regiones, para defender los intereses de Castilla y León ante al próxima reforma de la PAC ya que ha presentado trece enmiendas al proyecto de Dictamen acerca de las propuestas legislativas sobre la reforma de la Política Agrícola Común.

De esta forma, el Gobierno autonómico continúa su trabajo de defensa de los intereses de la Comunidad en las instituciones europeas, ante la negociación del próximo periodo de programación europea 2014-2020.

En relación con el contenido de las trece enmiendas presentadas hoy en Bruselas, cabe recordar que en la reunión de la Comisión COTER -celebrada el pasado 5 de marzo en Lisboa- la Junta incidió en la especificidad del territorio que presenta la comunidad autónoma, para que se adopten medidas de discriminación positiva que permitan canalizar los fondos que hagan posible un mayor crecimiento de Castilla y León.

El posicionamiento de Castilla y León en materia agraria y ganadera también obtuvo resultados positivos hace apenas un año, en la sexta reunión de la Comisión NAT del Comité de las Regiones en la que se aprobó el proyecto de dictamen La PAC en el horizonte de 2020: responder a los retos futuros en el ámbito territorial, de los recursos naturales y alimentario.

Este documento resultó coincidente, en gran medida, con la apuesta por el sector agrario y ganadero defendido por la Junta de Castilla y León; el Gobierno de la Comunidad realizó aportaciones, como el hecho de que este dictamen incluyese una mención expresa al papel del sector remolachero y azucarero, vital para Castilla y León por ser la mayor productora de remolacha de España.

La participación de Junta de Castilla y León en la defensa de la PAC en las instituciones europeas ha sido constante en los últimos años, ante la negociación del próximo periodo de programación europea 2014-2020. Los trabajos y las propuestas del Gobierno autonómico se han trasladado no solo al Comité de las Regiones -como hoy, en la Comisión NAT-, sino también a la Comisión Europea y al Parlamento Europeo.

El modelo de PAC planteado por Castilla y León debe mantener una buena financiación, un marco estable y duradero, que permita y potencie el trabajo de los agricultores y ganaderos. Otra de las consideraciones atañe a la simplificación de las exigencias a los agricultores y ganaderos.

Además, la Junta de Castilla y León considera que la PAC ha de basarse, principalmente, en los sistemas de ayudas y mercados -con fondos comunitarios- y en el desarrollo rural, una especial atención a la mayor productividad, competitividad y rentabilidad de las explotaciones y de la agroindustria.

A estas consideraciones, la propuesta castellanoleonesa suma la necesidad de que la nueva PAC potencie las medidas orientadas a la incorporación de los jóvenes a la actividad agraria, a través de medidas como la formación, la innovación, la puesta en marcha de nuevas empresas agrarias, la agrupación de productores que puedan tener más fuerza en las relaciones de mercado y la incorporación de mayor valor añadido a las producciones.

En esta misma línea del desarrollo del futuro y modernización del sector, la Junta de Castilla y León reivindica un mayor reconocimiento del papel de la mujer rural así como un impulso y fortalecimiento del cooperativismo agrario.