La reforma de la piscina de La Alamedilla dobla su presupuesto, pero tardará más y el pabellón no se toca
Tribuna mini Saltar publicidad
Asanz 600x800 file
Cyl dots mini

La reforma de la piscina de La Alamedilla dobla su presupuesto, pero tardará más y el pabellón no se toca

El Ayuntamiento de Salamanca pedirá 1,5 millones para la reforma de La Alamedilla que doblará la inversión prevista hasta los 3,5 millones, aunque eso implica que su necesaria rehabilitación se posterga un poco más. El pabellón no se va a tocar.

Una rehabilitación más profunda y con más presupuesto, pero que tardará más. Estos son los nuevos planes con respecto al complejo deportivo de La Alamedilla, con más dinero para la piscina, que lleva años esperan una reforma, y nada para el veterano pabellón. La primera necesita urgentemente por las filtraciones que sufre y por su estado general, propio de una instalación muchas veces acondicionada, pero que data en su estructura de 1990: tiene más de 30 años y muchos achaques por la edad.

 

Los planes del Ayuntamiento de Salamanca se mantienen, lo que en este caso supone esperar un poco más. Hace años que está en proyecto la reforma integral de la piscina cubierta pública más veterana de la ciudad, pero nunca ha llegado el momento. Se habló de ello en 2018: entonces formó parte del acuerdo presupuestario entre PP y Ciudadanos. Y en 2020 se licitó la redacción del proyecto, pero no se han vuelto a dar pasos: el motivo, la posibilidad de financiar la obra con fondos europeos.

 

Esta semana el equipo de Gobierno ha dado en comisión informativa municipal nuevos detalles de la actuación prevista. Su presupuesto, inicialmente 1,5 millones, se ha multiplicado por dos y llegará a los 3,5 millones gracias a que el ayuntamiento va a participar en una convocatoria de fondos europeos de la 'bolsa' de los programas por la crisis del Covid, convocatoria en la que tiene previsto pedir algo más de 1,5 millones. A partir de ahí, se podrá licitar la obra, adjudicar e iniciar la obra. La actuación se demorará un año según lo previsto, pero el verdadero límite temporal lo pone Europa: la convocatoria a la que se acude requiere que los proyectos financiados estén listos antes del 30 de septiembre de 2024.

 

Así que todavía habrá que esperar a ver la reforma, lo que tiene consecuencias. Por ahora, no se sabe cuándo empezará la obra y, por lo tanto, no se puede planear como prestar el servicio a los usuarios que ahora acuden a la instalación y a los que habrá que reubicar. Además, seguro que da para más capítulos de la gresca municipal: el PSOE ha denunciado varias veces un retraso en la obra que es cierto, aunque la última vez el PP replicó que el problema es que se había retrasado la convocatoria de fondos europeos para pagarla. Unos fondos que ni siquieran existían cuando se planteó inicialmente la reforma: fue antes de la pandemia.

 

El proyecto de reforma de la piscina de La Alamedilla data de septiembre de 2020 cuando se licitó la redacción del proyecto, aunque tres años antes ya se habló de una reforma cuando ya se comprometió una actuación como parte de las reformas que hubo que hacer en muchas piscinas municipales por el denominado 'caso piscinas', por el que se reclamó a la empresa concesionaria una cantidad por no haber cumplido con su obligación de hacer el mantenimiento.

 

No se toca el pabellón

El proyecto contratado en su día contemplaba actuaciones con un presupuesto máximo de 1,5 millones de euros que incluirían la reforma de las playas y vasos de la piscina con el objetivo de acabar con las filtraciones al recinto inferior, la renovación de los vestuarios, la redistribución de espacios libres o sin uso de las plantas sótano y primera para optimizar el aprovechamiento de la instalación, la revisión de las condiciones de accesibilidad, así como la mejora de la envolvente exterior del edificio, tanto desde el punto de vista energético como estético y funcional. Ahora habrá que ver qué más incluye con la ampliación de presupuesto, pero lo que sí se sabe es que no afectará al pabellón polideportivo.

 

El 'patito feo' de las instalaciones deportivas municipales se ha quedado anclado en el pasado sin que hayan cuajado algunos planes para una mejora sustancial. Es una instalación muy céntrica y que da un servicio, pero se ha quedado pequeña y, aunque recibe mejoras periódicas, no sirven para aumentar su funcionalidad.

Comentarios

GATA 18/05/2022 13:49 #9
QUE CURIOSO SIEMPRE SALE MAS CARO DE LO QUE UN PRINCIPIO SE PRESUPUESTA, UMMMMMMM??????
Usuario de Alamedilla 17/05/2022 18:47 #8
Cuando no faltan bombillas, no se puede usar material con más personas en una calle, fugas de cloro, todo son normas, pagamos religiosamente, y Piscis nos toma el pelo
Usuario 17/05/2022 18:43 #7
Espero que la reforma no la hagan igual que en San José, la empresa una verdadera vergüenza. Se lo llevan en crudo
Ana 17/05/2022 18:41 #6
La instalación está de pena , la empresa pasa de todo, la verdad que el personal muy atento y amable, dispuesto siempre a ayudar
un salmantino 17/05/2022 18:38 #5
Lo único que merece la pena son los grandes profesionales que trabajan allí, desde la recepción hasta el servicio de limpieza, un 10
Usuario 16/05/2022 09:16 #4
Faltita le hace ya. Años hace que la tendrían que haber reformado. La piscina referente de Salamanca está en ruina. Lo sabemos bien todos los usuarios que pasamos por allí. Solo se libran los trabajadores que la atienden con su esfuerzo y profesionalidad. Pero hay que reformarla totalmente y ya. Basta de demoras.
Se cae 15/05/2022 14:08 #3
Esperemos que no ocurra una desgracia hasta entonces, las instalaciones están muy deterioradas.
Enchufados e inutiles 15/05/2022 11:31 #2
¿Quienes se llevarán tajada de esa subida de gasto?
Dinero bien gastado 15/05/2022 01:30 #1
En vez de gastar el dinero en tonterias, subvenciones a entidades amigas, aqui es donde se debe invertir: piscina, polideportivo, pistas deportivas, parques, transporte público, colegios, guarderias.

Deja tu comentario

Si lo deseas puedes dejar un comentario: