La receta electrónica se implanta en otras 5 farmacias, y ya son 18 en la provincia

La zona básica de salud de Calzada de Valdunciel se une a las de Cantalapiedra, Villoria y Pedrosillo el Ralo, donde se puso en marcha este nuevo sistema a finales de 2015. Se calcula que la receta electrónica llegará a la capital a principios de verano.

 

Zona Básica de Cantalapiedra (Cantalapiedra, Palacios Rubios, Villaflores, Tarazona de Guareña, Poveda de las Cintas): 646 pacientes (inicio el 18 de noviembre de 2015)

 

Zona Básica de Pedrosillo el Ralo (La Vellés, Gomecello, Parada de Rubiales): 225 pacientes atendidos (inicio el 3 de diciembre de 2015)

 

Zona Básica de Villoria (Cantalpino, Babilafuente, Villoruela, Arabayona): 225 pacientes atendidos (inicio el 17 de diciembre de 2015)

 

Zona Básica de Calzada de Valdunciel (Calzada de Valdunciel, Palacios del Arzobispo, Santiz, Topas, Torresmenudas, Valdelosa): Inicio 20 de enero de 2016.

 

Zona Básica de Aldeadávila de la Ribera (Aldeadávila, Barruecopardo, Masueco, Mieza, Saucelle,Vilvestre, Viellasbuenas): Inicio 25 de enero de 2016.

 

Zona Básica de Lumbrales (Lumbrales, Vitigudino, Ledesma, Peñaranda): Inicio 4 de febrero de 2016.

 

Esta semana comienza a utilizarse la receta electrónica en las farmacias de Calzada de Valdunciel, Palacios del Arzobispo, Santiz, Topas, Torresmenudas y Valdelosa, las correspondientes a la zona básica de salud de Calzada de Valdunciel. Con ellas, ya son 18 las que tienen instalado en Salamanca este nuevo sistema farmacéutico de atención al paciente que se puso en marcha el pasado mes de noviembre, empezando por la zona de Cantalapiedra, a la que le siguieron en diciembre Pedrosillo el Ralo y Villoria. Y en estos dos meses, según los datos recogidos por le Colegio de Farmacéuticos de Salamanca, se han realizado 1.729 actos de dispensación de recetas electrónicas a 1.096 pacientes en estas localidades, con una media de 3 medicamentos por persona.

 

En la provincia existen un total de 257 farmacias, 172 en zonas rurales y 85 en la capital. A finales de este mes, el día 25, se instaura la receta electrónica en los 7 establecimiento de la zona de Aldedávila de la Rivera y el 4 de febrero en las 4 ubicadas en la zona de Lumbrales. Y las demás se irán sumando de forma paulatina, se espera que a finales del próximo mes habrá 60 farmacias que puedan dispensar recetas electrónicas y, probablemente, a principios de verano llegarán a la capital, donde se finalizará  con la implantación en todas las farmacias salmantinas.

 

Fachada de la farmacia de Santiz.

 

Este es un proyecto autonómico que comenzó testándose en dos localidades vallisoletanas piloto, Cigales y Portillo y posteriormente se ha ido extendiendo al resto de provincias. Castilla y León es la última comunidad española a la que llega la receta electrónica.

 

Carlos Antonio García, presidente salmantino del Colegio Profesional de Farmacéuticos, entiende que se trata de "un plan de mucha envergadura" pero que, aun así se han registrado pocas incidencias en su implantación, la mayoría debidas a cuestiones tecnológicas, ya que están siendo necesarias conexiones por satélite, de 4G, 3G o 2G, dependiendo de la zona, y "eso en ocasiones es complicado". De hecho, algunos vecinos de localidades salmantinas han expresado sus quejas porque han tenido que "esperar mucho tiempo para recibir su medicamento en la farmacia o hacer largas colas". Además, a algunos pacientes les ha costado adaptarse porque ahora no acuden tanto al médico o por errores en el uso de la nueva tarjeta.

 

No obstante, Carlos Antonio García está convencido de que la receta electrónica “es un avance en la sanidad, para los pacientes, para los médicos y para los farmacéuticos”. De momento, coexistirán la electrónica y la de papel, pero el presidente de los farmacéuticos salmantinos cree que “dentro de un año el porcentaje de recetas electrónicas será elevadísimo y superior a la anterior”.

 

 

VENTAJAS DE LA RECETA ELECTRÓNICA PARA EL USUARIO

 

Si tiene tratamientos de larga duración, y su médico así se lo comunica, podrá acudir a la farmacia a recoger los medicamentos sin tener que ir antes al Centro de Salud a por recetas como hacía habitualmente. No obstante, deberá seguir realizando los controles y visitas que su médico o enfermera le indiquen.

 

Con la receta electrónica, se aplica de forma inmediata el límite de aportación que tienen asignado los pensionistas y sus beneficiarios. Esto significa que cuando llegue al límite mensual de pago que le corresponda, ya no tendrá que pagar más dinero y no tendrán que devolvérselo. Sin embargo, si le siguen imprimiendo alguna receta en papel, ésta no se tendrá en cuenta para el cálculo automático del límite. El dinero le será devuelto posteriormente en su cuenta bancaria como hasta ahora.

 

CÓMO FUNCIONA LA RECETA ELECTRÓNICA:

 

* El médico abrirá su historia médica en el ordenador y el farmacéutico lo podrá consultar desde la farmacia. 

 

* Ya no será necesaria la receta de papel.

 

* Cuando acuda a la farmacia bastará con presentar su nueva tarjeta sanitaria para que el farmacéutico le entregue la medicación.

 

* En el Centro de Salud le darán una Hoja de Medicación en la que aparecerá toda la información sobre los medicamentos que tiene que tomar, cómo los tiene que tomar y durante cuánto tiempo.

 

* Debe llevar esta Hoja cuando vaya a la farmacia a recoger medicación, por si hiciera falta.