La realidad sobre la rebaja del billete del Alvia: más barato sólo para algunos, igual de caro para casi todos

La estación de tren de Vialia en Salamanca.

Renfe explica que la rebaja de tarifas para el Salamanca-Madrid afectará sólo a los usuarios de un abono especial de entre 30 y 50 viajes en un mes: sólo los viajeros que lo tengan disfrutarán de la bajada de precios. El mismo tren costará diferente en función del tipo de usuario y la rebaja del 65% anunciada no será general.

Hace algo más de dos meses que el ministro de Fomento anunció una rebaja sustancial del precio del billete del Alvia Salamanca-Madrid, uno de los puntos flacos del servicio. La tarifa oficial es de 39,90 euros y, aunque se pueden conseguir mucho más baratos comprando por Internet y en función de los días, no es precisamente económico. Íñigo de la Serna prometió, en concreto, un billete entre 14 y 18 euros por trayecto... pero dos meses después no se sabe cuándo entrará en vigor. Ahora, disponemos de algún dato más, aunque lamentablemente parece que la rebaja no va a ser tal gracias a la 'letra pequeña' de la oferta.

 

Este medio se ha puesto en contacto con Renfe para consultar sobre la fecha de aplicación de las nuevas tarifas, y el departamento de prensa de la operadora ferroviaria ha remitido una explicación muy esclarecedora. En primer lugar, hay que decir que la nueva tarifa entrará en vigor cuando se firme el correspondiente contrato entre el Ministerio de Fomento y Renfe, el cual detallará las condiciones de las mismos. El convenio hará efectiva la declaración de obligación de servicio público, aprobada en Consejo de Ministros el día 15 de diciembre, y que es el origen de la rebaja de precios.

 

En su día, el ministro se refirió a una rebaja general de las tarifas de hasta el 65% en el servicio ordinario: los billetes se podrían conseguir a partir de 14,15 euros. Sin embargo, según Renfe la rebaja no afectará a los billetes en general, sino a un tipo concreto de bonos de viajes pensados para los denominados "viajeros recurrentes". Ese concepto se refiere a los viajeros que compren el Abono Tarjeta Plus. La principal conclusión es que el billete bajará sólo para algunos usuarios, que el resto pagará lo mismo que hasta ahora, que sólo se podrá disfrutar de la rebaja anunciada comprando un abono especial y que, además, el mismo trayecto costará mucho más a unos usuarios que a otros.

 

Esta es la explicación textual remitida desde Renfe:

 

"El Ministerio de Fomento aprobó como Obligación de Servicio Público el tramo de Alta Velocidad Madrid – Salamanca para los viajeros recurrentes que compren bonos para este recorrido; es decir, no son los trenes, sino que son un tipo de cliente o viajero quien se beneficia de la consideración de Servicio Público.

 

Los trenes de Madrid – Salamanca continuarán siendo un producto comercial denominado Alvia, pero llevarán clientes a tarifas comerciales y clientes recurrentes a tarifas de servicio público porque (esos clientes recurrentes serán aquellos que sean portadores de un abono unipersonal, nominativo e intransferible denominado “Abono Tarjeta Plus” con unas características especiales en cuanto al número de viajes ).

 

Esta nueva modalidad de viaje, o como decía la nota de prensa emitida en su momento “los nuevos precios de los bonos …”, se hará efectiva cuando se firme el correspondiente contrato entre el Ministerio de Fomento y Renfe, el cual detallará las condiciones de las mismos".

 

 

UNA REBAJA DEL 15% Y NO DEL 65%

 

De la respuesta se pueden concluir varias cosas. La primera, que sólo podrán disfrutar de la anunciada rebaja de precios aquellos viajeros que compren el Abono Tarjeta Plus, un producto que, por otra parte, ya existe y se aplica habitualmente a los viajeros de otras líneas. Según la propia Renfe, este abono consta de entre 30 y 50 viajes y hay que consumirlo en 30 días: es decir, es un abono para usuarios diarios. Sólo así se puede acceder a una rebaja importante del precio.

 

 

 

 

 

 

Además, a día de hoy ya existe un abono que rebaja el precio del billete. Basta acercarse a las máquinas expendedoras de la estación de Salamanca: en menos de cinco minutos podemos adquirir un abono del Salamanca-Madrid por 172,70 euros, a 17,27 euros el viaje. Si el nuevo precio anunciado para los abonos parte de los 14,15 euros, la rebaja ronda el 15% y no el 65% que ha anunciado el ministro.

 

La segunda, que esta conexión será más barata para algunos usuarios e igual de cara que hasta ahora para otros: los trenes llevarán al mismo destino a viajeros que pagarán precios muy distintos. La tercera, que los usuarios no recurrentes, que no tengan ese Abono Tarjeta Plus, seguirán enfrentándose a la 'ensalada' de precios actual, con billetes que varían notablemente de coste según el día o el lugar en que reservemos, ya sea en la estación o por Internet. Los billetes se pueden comprar habitualmente de 15,95 euros hasta los 39,90 euros de la tarifa oficial.

 

La conclusión

Comentarios

Alfonsín 12/02/2018 10:41 #1
De hecho, es probable que se dejen de poder elegir los billetes promo, etc. y nos quedemos todos con billetes de 39,90, ida y vuelta, y poco más. El que quiera descuento que se pague el bono. Así que en realidad no será más barato para algunos e igual para los demás. Será más barato para algunos y MUCHO MÁS caro para los demás.

Deja tu comentario

Si lo deseas puedes dejar un comentario: