La Real Fábrica de Paños de Béjar entra en la Lista Roja del Patrimonio, que suma ya 40 monumentos en peligro de ruina
Cyl dots mini

La Real Fábrica de Paños de Béjar entra en la Lista Roja del Patrimonio, que suma ya 40 monumentos en peligro de ruina

Real Fábrica de Paños de Bejar. (Fotos: Hispania Nostra)

El edificio original data del siglo XV y luce un escudo real de la época de Carlos III, aunque está "en estado de abandono y ruina prograsiva". 

El 2021 va a ser un año negro para el patrimonio de Salamanca. La asociación Hispania Nostra ha añadido otro edificio a su celebérrima Lista Roja, en la que incluye todos los inmuebles en riesgo de desaparición o ruina. Se trata de la Real Fábrica de Paños de Béjar, sita en la ciudad textil. Está "en estado de abandono y ruina progresiva, con problemas de humedades y riesgo de colapso del balcón ubicado bajo el escudo real" y se incluye en la Lista Roja porque amenaza "ruina progresiva con riesgo de pérdida de elementos".

 

La Real Fábrica de Paños de Béjar ocupa el puesto 40 en la Lista Roja de Salamanca, ya que dos de los inmuebles que la integraban la abandonaron hace algún tiempo (el Fuerte de la Concepción y la iglesia de San Martín). Este año se han incluido una docena de monumentos, desde castillos a puentes, iglesias o estaciones de ferrocarril. La pretensión de la Lista Roja es incentivar a las administraciones y particulares a rehabilitar los edificios. Esta fábrica, aunque es de propiedad privada, está legalmente protegida por "el Plan Especial de Protección del Conjunto Histórico-Artístico de Béjar". Siete monumentos más en riesgo de desaparecer.

 

Los orígenes de la Real Fábrica de Paños se retrotraen hasta el siglo XV, aunque en aquella época no fuese una fábrica como tal. Según Hispania Nostra "la Real Fábrica de Paños de Béjar o Real Fábrica de Don Diego López alcanzó su distinción como “Real Fábrica” el 5 de noviembre de 1782, cuando el rey Carlos III de España emitió la autorización mediante una Real Cédula para teñir paños en la fábrica de Diego López, lo que implicaba la ruptura del monopolio que la casa Ducal de Béjar tenía en la localidad sobre el tinte de paños".

 

Tres años después se autorizaba la colocación del escudo real en la fachada de la fábrica. El edificio en sí "fue construido en el siglo XV como casa solariega" y "utilizada como palacio de verano del Obispo de Plasencia Gonzalo de Stúñiga". No se constituyó como fábrica hasta el siglo XVIII.

 

Estructura

 

La Real Fábrica de Paños de Béjar está "dentro del barrio de La Antigua, situándose frente a la iglesia de Santa María". Se trata de un edificio "robusto", de 43 metros de longitud "compuesto de dos plantas y una altura de nueve metros, estando la planta baja prácticamente ciega al exterior (sólo alberga la puerta de entrada), mientras que la planta superior posee siete ventanas, así como un balcón, sobre el que destaca el blasón real" citado anteriormente.

 

En su interior "se encuentra un amplio patio con arcos trilobulados. Dentro del edificio encontramos también restos de una edificación previa que, según los estudios actuales, se trata en teoría del antiguo palacio del obispo de Plasencia, donde se hospedaría en sus visitas a la ciudad, pues Béjar es parte de dicho obispado".

Comentarios

José Muñoz Domínguez 24/11/2021 19:13 #1
Triste noticia para una ciudad que ya tiene otro importante elemento de su patrimonio en la Lista Roja, pues el BIC-Jardín Histórico El Bosque de Béjar sigue en ella desde 2014 y sin visos de abandonarla debido a la falta de mantenimiento y, sobre todo, a las perniciosas intervenciones promovidas recientemente por la Junta de Castilla y León y el Ayuntamiento de Béjar, un verdadero desastre para este Jardín Histórico, el más antiguo de los pocos que se encuentran declarados BIC en Castilla y León. En cuanto a la Real Fábrica de Paños, la información que se ofrece es incompleta e inexacta, pues la primitiva casa fuerte torreada del siglo XV no se le cedía al obispo Gonzalo de Estúñiga, sino que era de su propiedad (así se apreciaba en el escudo conservado hasta 1726-1727, entre otros testimonios históricos); por otra parte, la fachada actual hacia la calle corresponde a la ampliación realizada por el fabricante Diego López y no a la casa fuerte medieval, cuyos restos se encuentran detrás. Por cierto, he sabido de oídas que el edificio aislado que se conservaba en el patio, probables restos de una torre, ha sido derribado por el propietario actual. Vergonzoso todo lo que sucede en Béjar. Un saludo. José Muñoz

Deja tu comentario

Si lo deseas puedes dejar un comentario: