La provincia homenajea a los médicos salmantinos fallecidos por la pandemia: "No vamos a olvidarlos"
Cyl dots mini

La provincia homenajea a los médicos salmantinos fallecidos por la pandemia: "No vamos a olvidarlos"

La Diputación ha entregado las medallas de oro de la provincia a los dos médicos de la provincia fallecidos a causa de la pandemia.

La Diputación de Salamanca ha celebrado por todo lo alto la festividad de San Mateo en un Día de la Provincia "muy especial", según ha explicado el presidente de la Diputación, Javier Iglesias, en el que el acto ha vuelto a celebrarse de forma presencial, en esta vez en el Palacio de Congresos.

 

Uno de los momentos más emotivos de este acto ha sido el momento de la entrega de las Medallas de Oro de la provincia, concedidas a los médicos Isabel Esther Muñoz Martín y Luis Fernando Mateos Arroyo, fallecidos durante la pandemia a causa del Covid-19, por su "dedicación y entrega a su profesión y su compromiso con la provincia".

 

En este sentido, la Diputación ha recordado a ambos médicos fallecidos con una medalla a título póstumo concedida por unanimidad de todos los miembros de la Corporación provincial. En el caso de Isabel Muñoz ha sido su marido el encargado de recibir la distinción, quien ha asegurado que es "un honor y un orgullo recibir esta medalla de la provincia en la que ella trabajó y por la que dio la vida, nos sentimos muy orgullosos de ella".

 

Isabel Muñoz desarrolló su carrera profesional vinculada a la provincia salmantina y ejerció la medicina en municipios como Calzada de Valdunciel, Miranda del Castañar o Guijuelo. En los últimos años fue médico en La Fuente de San Esteban, donde falleció a causa del virus. La institución provincial ha recordado que "siempre fue un apoyo para sus pacientes, especialmente para los mayores".

 

Por su parte, Luis Fernando Mateos Arroyo fue médico en numerosos municipios de la provincia, aunque la mayor parte de su carrera profesional la ejerció en Agallas y Martiago, pertenecientes al centro de salud de Robleda. Además, durante los diez últimos años ejerció en Linares de Riofrio. De él, la Diputación ha recordado que "toda su vida laboral la ha desarrollado en el mundo rural y ha estado comprometido con sus pacientes, más que un médico era un amigo".

 

La medalla a título póstumo la ha recogido su hija, Pilar Mateos, quien ha agradecido la distinción y ha asegurado que "perder la vida mientras se ayuda a vivir a los demás es el acto de generosidad más grande que puede realizar una persona".

 

Por su parte, Javier Iglesias destacó la labor de ambos médicos y reconoció que la medalla se concede "por su valentía, desprendimiento y por su contribución a esta lucha". "No vamos a olvidarlo, no queremos hacerlo", ha dicho el máximo dirigente provincial.

Comentarios

Tomás 22/09/2021 12:55 #2
Gracias a los dos y al resto de sanitarios que arriesgaron y arriesgan su vida por los demás. Un abrazo a las familias.
Felipe de Arriba 21/09/2021 20:07 #1
tuve el honor de trabajar con Isabel durante diez años en el centro de salud de Calzada de Valdunciel, ambos estuvimos en el pueblo de Topas. No puedo menos de resaltar su profesionalidad y amabilidad con todos. . aquellos que te conocimos te recordaremos siempre

Deja tu comentario

Si lo deseas puedes dejar un comentario: