La provincia de Salamanca tiene 5.396 hectáreas de dehesa certificadas por el sistema PEFC

En Castilla y León existen 677.007 hectáreas certificadas, de las 27.973 se encuentra en Salamanca. De ellas, son superficies adehesasas y certificadas unas 11.593 hectáreas en la Comunidad y 5.396 en Salamanca.

Salamanca cuenta con 5.396 hectáreas de dehesa certificadas para que los ganaderos puedan sacar sus productos a través de la cadena de custodia del sistema PEFC, según ha explicado en las jornadas profesionales de la Feria Salamaq, la secretaria general PEFC España, Ana Belén Noriega.

 

Noriega ha explicado que la certificación Forestal PEFC, es un programa para el reconocimiento de sistemas forestales sostenibles, que tiene 26 millones de hectáreas certificadas en los 37 países reconocidos.

 

Según los datos aportados por Ana Belén Noriega, en Castilla y León existen 677.007 hectáreas certificadas, de las 27.973 se encuentra en Salamanca. De ellas, son superficies adehesasas y certificadas unas 11.593 hectáreas en la Comunidad y 5.396 en Salamanca.

 

En España, el 95% de los montes certificados están por el PEFC, con 1.753.688 hectáreas certificadas, un 9,9% de la superficie forestal española.

 

El objetivo de esta certificación es crear un valor añadido a los productos que salen de la dehesa, al tiempo que se persigue la conservación de los montes. En la actualidad, la gestión forestal sostenible es una norma española reconocida a nivel mundial, pero la parte comercial se rige por normativa internacional.

 

Noriega ha explicado el proceso de la certificación. “Para certificar el monte, el propietario tiene que tener un plan de gestión aprobado por la administración o visado por el colegio profesional; después tendrá que ir una entidad certificadora, que auditará la documentación, visitará la zona forestal, y si es aprobado, PEFC emitirá un número que lo justifique como sostenible”, ha indicado.

 

“La certificación de los productos de la dehesa es una apuesta por la calidad y la sostenibilidad del monte mediterráneo. Hablamos de bioeconomía con productos como la leña, el corcho o la resina, que vuelve a ser importante pero también en los productos del ibérico o el vacuno”, ha subrayado.

 

Noriega ha lamentado la poca atención que se le presta a estos temas en España. “Aquí tenemos poco incorporado el mensaje de la sostenibilidad, de controlar la trazabilidad a los productos de origen forestal. Pero somos optimistas porque es un mensaje que empieza a calar, como la lluvia fina”, ha señalado durante su participación en la Feria Salamaq

 

La secretaria general de PEFC considera que obtener esta certificación es añadirle valor al producto final. “Todo el valor añadido que le metamos al producto con sellos reconocidos o unirse a marcas que garantizan la calidad del producto, es meterle marketing, innovación, valor añadido a nuestra producción”, ha afirmado.

 

Respecto a la situación de la dehesa y las superficies forestales en la próxima reforma de la PAC, Noriega ha indicado que desde este organismo se está trabajando para un mayor reconocimiento. “Las cosas en Bruselas se hacen con lobbys, que pesan mucho. En políticas ambientales pesa mucho más el Norte que el Sur, que la zona mediterránea. Se ha peleado mucho para que la dehesa esté cubierta y no se puede castigar a la dehesa porque tenga árboles, pero al estar metidos en la PAC en el mismo saco, la parte agroganadera siempre pesa más que la forestal”, ha afirmado.

 

Noriega ha recordado que desde PEFC se está realizando la campaña “Dinamiza la Dehesa Sostenible”, que finaliza este año en colaboración con el Ministerio de Medio Ambiente y la Fundación Biodiversidad, y que el 9 de octubre de 2014 se presentará el recetario “El bosque en tu paladar”, con una veintena de recetas elaboradas con productos del bosque sostenibles.