La promotora del Corona Sol intenta un último recurso para frenar la plena ilegalidad del hotel

Presenta un recurso de casación autonómico al fallo del TSJCyL que confirmó la decisión del pleno de no cambiar el PGOU de Salamanca para legalizar las irregularidades del edificio. Es su última carta para alargar el recorrido judicial en el que tiene nueve sentencias en contra.

La promotora ddel hotel Corona Sol  ha interpuesto un nuevo recurso para intentar retrasar el tránsito judicial del polémico edificio, muy desfavorable para sus intereses, recorrido en el que ha perdido nueve juicios con los vecinos y que tienen la construcción al borde de la ilegalidad total, definitiva y firme por falta de licencias.

 

El intento a la desesperara es un un Recurso de Casación Autonómico a la decisión tomada ya hace semanas por el Tribunal Superior de Justicia de Castilla y León que desestimaba el recurso a la decisión del Pleno del Ayuntamiento de rechazar el cambio de PGOU.

 

En 2017, el pleno del Ayuntamiento rechazó la modificación puntual del PGOU impulsada por la propia promotora, y asumida por el PP, que pretendía legalizar el edificio tal como estaba a pesar de que ya tenía sentencias en contra. La promotora llevo esta decisión a los juzgados, y perdió, decisión que recurrió sin éxito: en julio de este año el TSJCyL desestimó el recurso y convirtió en firme la decisión municipal. Ahora Palco3 intenta esta casación autonómica como última carta.

 

En octubre de 2018, y tras apurar todos los plazos, Palco3 llevó al TSJ su recurso contra la decisión del pleno del ayuntamiento de no aprobar la mdificaciónl del PGOU que legalizaría todo lo que los juzgados han declarado ilegal en el edificio. Se tomó su tiempo: el pleno que pretendía recurrir se celebró en febrero de 2017. En aquella sesión, y con emocionantes intervenciones de los concejales Gabriel Risco, Fernando Vegas y Fernando Castaño, se rechazó la pretension de aprobar una modificación puntual del PGOU que solo beneficiaba al hotel y que contó con el voto a favor del PP.

 

 

La propuesta de modificación del PGOU llegó al pleno a propuesta de la promotora, aunque el equipo de Gobierno la hizo suya e incluso la defendió con una nota pública; se tenía que haber tramitado en el límite de 9 meses, pero cuando llegó al pleno habían pasado 24; incluso la empresa llegó a pedir que se hiciera cargo la Junta para evitar que fuera por pleno; el contenido de la modificación es el mismo que el de un anterior estudio de detalle que ya se rechazó en los juzgados. El contenido era una triquiñuela improvisada para intentar salvar el hotel: ofrecía abrir una calle estrecha a cambio de legalizar todo lo que está sin licencias. En concreto, quería resolver el asunto con una calle de 63 metros cuadrados (la mitad, de la parcela del Ayuntamiento) o un supuesto futuro equipamiento que sólo beneficiaba al hotel. 

 

El caso es que los grupos de la oposición, mayoría en febrero de 2017, tumbaron esta pretensión complicando una de las alternativas de la promotora para legalizar el edificio: conseguir que el Ayuntamiento de Salamanca le diera cobertura urbanística a toda costa. La respuesta de Palco3 fue el recurso que ahora ha rechazado el TSJCyL. En la sentencia, la promotora es condenada expresamente en costas. Hay opción de recurso de casación ante el Tribunal Supremo, recurso que seguramente se producirá, aunque si no cumple los requisitos del alto tribunal puede no pasar el corte y ser rechazado rápidamente.