La producción de hornazos se reduce al 50% pero Internet anima las ventas ante un Lunes de Aguas de confinamiento
Cyl dots mini

La producción de hornazos se reduce al 50% pero Internet anima las ventas ante un Lunes de Aguas de confinamiento

Tradicionales hornazos de Salamanca.

El estado de alarma impedirá la tradicional salida al campo y, aunque ha mermado su producción, el comercio online y los encagos animan la demanda del tradicional manjar salmantino.

A menos de una semana vista, está claro que este año la fiesta más popular del municipio de Salamanca va a ser muy diferente. Con el estado de alarma todavía vigente la fecha del Lunes de Aguas dejará de ser esa cita multitudinaria y bullanguera que saca a toda la ciudad y parte de la provincia al campo, porque el confinamiento impide hacerlo, pero ¿quién puede renunciar a comer el tradicional hornazo?

 

Este año en vez de ir al campo, el hornazo se quedará en casa y el picnic será de balcón en vez de en el río o en una pradera. Los salmantinos se van a comer el hornazo de una manera diferente y eso se nota en la producción, que se ha rebajado hasta un 50%. Así lo confirman desde la Marca de Garantía Hornazo de Salamanca, indicación que ampara la producción regulada del hornazo tradicional. No obstante, hay que recordar que es un producto que se elabora en multitud de panaderías y que, incluso, puede ser producto casero este año que tenemos tiempo para cocinar.

 

Desde La Tahona, uno de los establecimientos de la marca, aseguran que la demanda sigue existiendo tanto en Salamaca como en el exterior, donde muchos salmantinos que viven fuera lo reclaman ahora que no pueden venir a buscarlo, algo tradicional en estas semanas. Y el sector también se ha adaptado para incentivar los envíos a domicilio: se recogen los pedidos y se entregan como se está haciendo con la compra del supermercado o el comercio por Internet en general. Tampoco faltan los tradicionales encargos en panaderías y otros establecimientos para servir los hornazos producidos en los municipios más afamados de la provincia.