La primera 'factura' de la plusvalía: el Ayuntamiento devolverá un millón de euros que no debió cobrar
Cyl dots mini

La primera 'factura' de la plusvalía: el Ayuntamiento devolverá un millón de euros que no debió cobrar

Oficina del OAGER en la plaza de la Libertad.

Más de 400 propietarios han pedido que se les devuelva lo pagado y en numerosos casos han conseguido que los juzgados les den la razón.

La anulación del impuesto de la plusvalía, uno de los más criticados por los contribuyentes, es ya un problema con cifras concretas para el Ayuntamiento de Salamanca que ya sabe a cuánto asciende, por el momento, la factura por la nulidad de este impuesto. Una factura que, además, puede ir creciendo si se suman nuevas reclamaciones. Y que tiene un efecto negativo importante porque se ha estado cobrando con normalidad: hasta agosto se recaudaron 6,2 millones de euros por este concepto, el 95% de lo previsto.

 

Hace unos días, TRIBUNA adelantó que más de 800 propietarios habían pedido devolución del impuesto o no verse sujetos a la imposición una vez que el Tribunal Constitucional lo anuló hace cerca de un año. De ellos, 431 habían pedido que se les devolvieran las cantidades que habían pagado por este impuesto que grava las transmisiones patrimoniales y que estaba en el punto de mira porque a pesar de que durante la crisis muchos propietarios han vendido sus pisos a pérdidas o sin beneficios, los ayuntamientos se cobraban un importante 'pellizco' aprovechando unas tablas que no contemplaban la realidad del mercado. Otros 278 habían pedido, directamente, que no se les liquidase.

 

Pues bien, ahora el equipo de Gobierno ya tiene un cálculo de lo que eso va a suponer. Según datos municipales, ya son 439 los expedientes de solicitud de devolución de lo ingresado por este impuesto; los propietarios reclaman que se les reintegren 798.804,74 euros, unos 1.800 euros de media. A ello hay que sumar otra importante cantidad de 148.045,52 euros por las devoluciones hechas tras llevar los propietarios la cuestión a los juzgados. En total, casi 950.000 euros que el Ayuntamiento tendrá que pagar a propietarios a los que se cobró un impuesto ilegal.

 

La decisión el pasado mayo del Tribunal Constitucional de anular el impuesto de la plusvalía tal y como está redactado en todos los ayuntamientos va a obligar a la administración a hacer una nueva redacción de este impuesto, que lleva en el aire desde el pasado mes de febrero cuando se anuló en Guipúzcoa y Álava, anulación que luego se amplió a todos los ayuntamientos. Entonces, el consistorio salmantino corrió a anunciar que devolvería lo pagado de más y habilitó unos formularios en su oficina de recaudación. A pesar de los sonoros anuncios, pronto quedó demostrado que no era tan sencillo conseguir una exención o una devolución porque, para ello, tendría que haberse cambiado la norma. Era una promesa engañosa para los miles de salmantinos que podrían estar afectado.

 

A día de hoy, no es posible saber quién tiene derecho a la exención o a la devolución porque no se ha especificado. Sobre el papel, quienes demuestren, con las escrituras de compraventa, que han vendido su piso por menos de lo que lo compraron en su día podrían lograr la devolución. Sin embargo, y según el propio Ayuntamiento, a día de hoy sólo se han resuelto 25 casos en los que los propietarios han solicitado no estar sujetos al impuesto, es decir, no pagar; se les ha suspendido la deuda en período voluntario y ejecutivo. Además, se han desestimado por decreto de alcaldía otras 45 solicitudes de devolución y/o no sujección. Y hay otras 29 sin tramitar.