La primera disidente de Cs se convierte en pieza clave: puede votar en la moción de censura
Cyl dots mini

La primera disidente de Cs se convierte en pieza clave: puede votar en la moción de censura

María Montero, exprocuradora de Ciudadanos en las Cortes.

La procuradora salmantina María Montero pierde su puesto en comisiones, pero tendrá derecho a retribución y conserva el voto.

La procuradora por Salamanca María Montero, que ha anunciado este viernes su baja en el grupo parlamentario de Ciudadanos en las cortes y en el partido en Castilla y León, se ha convertido en una de las piezas clave para la moción de censura del lunes, que ve crecer la tensión por momentos. La salmantina reduce a once los votos del grupo parlamentario de Cs, que sufre su primera baja y que teme un goteo similar al de cargos a nivel nacional, bien para irse del partido o para desoir las órdenes del partido como en Murcia.

 

El motivo de que, aunque pasa a ser no adscrita y no podrá integrase en ningún grupo político esta legislatura, sí que mantiene el derecho a voto y su sentido será clave para el resultado de la moción con la que el PSOE quiere sacar del gobierno a PP y Cs. Parece claro que no tendría mucho sentido que ahora votara con el PP cuando su grupo ya lo va a hacer.

 

Montero, que argumenta su renuncia en que se presentó a las elecciones en 2019 por el cambio y la regeneración en Castilla y León, pierde el puesto que ocupaba en las comisiones. Según el perfil de Cortes, estaba varias comisiones y tenía la presidencia en la Comisión de Sanidad y en la comisión de investigación del Plan de Medios de la Junta.

 

Según los datos de su perfil de Cs y en Cortes, nació en 1982 en Salamanca y es autónoma desde hace 14 años. Regente una conocida zapatería en Ciudad Rodrigo, su localidad natal, un establecimiento fundado por su familia en 1955. Lleva desde 2015 integrada en el partido 'naranja' y destacaba el hecho de que tuviera asignadas dos 'miuras' de las comisiones parlamentarias como Sanidad y los planes de medios, cuestiones millonarias.

 

No obstante, la Mesa de las Cortes, en función de sus derechos, determinará su pertenencia a una comisión parlamentaria. Tendrá derecho a la indemnización en función del cargo (dieta por asistencia) a pesar de su salida de comisiones. 

 

Su decisión ha causado bastante sorpresa en el partido. Montero contaba con la confianza de Ciudadanos en Salamanca, hasta el punto que, hace menos de 15 días, desde la Ejecutiva provincial se le planteó la posibilidad de acudir una vez al mes a la sede de la formación en Salamanca para escuchar las peticiones de las diferentes agrupaciones locales para trasladarlas al Grupo de Ciudadanos en las Cortes, situación que aseguran que Montero aceptó con plena disposición.  

 

María Montero ha estado compaginando su cargo como procuradora en las Cortes de Castilla y León con el de gerente de la empresa familiar ‘Calzados Montero’, situada en el centro de Ciudad Rodrigo, y es uno de los rostros conocidos entre los vecinos de la localidad mirobrigense, ya que gestiona directamente el día a día de la zapatería con sus clientes.