La primera de la carrera de nuevas residencias de Salamanca da la 'cara' en pleno coronavirus

La residencia proyectada desde 2014 frente al Rodríguez Fabrés ya muestra parte del que será su aspecto final y toda la delantera a los otros proyectos.

La construcción es uno de los pocos sectores que no ha parado casi ni lo obligado en esta crisis del coronavirus y se ha mantenido al 90%. El avance de obras tanto públicas como privadas así lo atestigua y la nueva Salamanca que nos espera cuando entremos en la 'nueva realidad' así lo demuestra.

 

En obra privada, destaca el ritmo de las obras del primero de los muchos colegios mayores de nueva construcción que están proyectados en Salamanca. Frente al Rodríguez Fabrés, hace semanas que se levanta el nuevo complejo de dos edificios, uno para residencia y otro para equipamientos educativos, de tres plantas y con 399 habitaciones individuales el primero y aulas, sala de exposiciones y laboratorios el segundo.

 

Las fotos de este artículo, tomadas este sábado, muestran como el proyecto avanza a buen ritmo y uno de los edificios ya permite hacerse una idea de la 'cara' exterior que tendrá cuando esté acabado. Este complejo fue el primero que se puso en marcha del 'boom' de residencias de Salamanca, que se traduce en la puesta en marcha de media docena. El más adelantado es este, en construcción desde comienzos de año, y que es el que más tiempo lleva con los trámites. Lleva delantera en lo que será una carrera por ocupar las 1.200 nuevas plazas que se van a ofertar y que necesitan de la reactivación de cursos y actividad universitaria.

 

Detrás de la construcción está la promotora madrileña Zaragoza Empresarial Dos, SL, titular del proyecto y a nombre e la que se solicitan las licencias. Ya en 2014 se cursan consultas al Ayuntamiento de Salamanca sobre la viabilidad de levantar un colegio mayor en estas parcelas y en 2016 se solicitan más detalles, como la superficie real del terreno, retranqueos y alturas permitidas. En julio de 2019 solicitó y logró licencia urbanística para el edificio dotacional y licencia de construcción para el edificio principal que albergará el colegio mayor.

 

1.200 nuevas plazas

Empresas y fondos de inversión se han lanzado a la carrera de construir nuevas residencias: consideran la ciudad y el sector de la enseñanza inmune a las crisis y muy rentable. En pocos meses se han conocido varios proyectos en un auténtico furor de esidencias. El primero es el citado colegio  mayor con 400 plazas. Y el último, el proyecto de una residencia en el solar que ocupó el antiguo Teatro Bretón y que llevaba años sin uso.

 

A la que va a hacer la promotora salmantina Santher en pleno centro de Salamanca, se suman el proyecto de nuevo colegio mayor en Cordel de Merinas, conocido desde enero de 2018, para hacer dos edificios con hasta 399 habitaciones; una residencia de estudiantes de 260 plazas y 66 plazas de aparcamiento en el sector de La Platina (ya en obras); una tercera con 240 habitaciones situada junto a la avenida del Dr. Ramos del Manzano. Todas ellas están más en el exterior, pero cerca de zonas universitarias. La última en liza se hará en la avenida Santiago Madrazo, cerca del cementerio, cargo del grupo Corestate que invertirá 25 millones de euros para 258 apartamentos. En total, más de 1.200 plazas en total.