La Policía Nacional toma declaración a una mujer por simular un delito que no había ocurrido

Las manifestaciones de la denunciante sobre el día en el que se produjeron los hechos en Salamanca, no coinciden con la de las empleadas del establecimiento al que acudieron los funcionarios para constatarlos.

Agentes de la Policía Nacional de Salamanca han tomado declaración a una mujer de 50 años, como presunta autora de una simulación de delito, robo con violencia en la vía pública ocurrido el día 10 de enero de 2018, cuando se encontraba manipulando su bolso para coger el tabaco. En ese momento una mujer ha agarrado el bolso por una de las asas y ha tirado fuertemente, aunque la denunciante ha impedido que se lo arrebatara. Si bien esta mujer ha introducido la mano en el bolso y se ha apoderado del teléfono móvil, dándose a la fuga. 

 

La denunciante ha manifestado que aunque ha forcejeado con la autora de los hechos, no ha sufrido ninguna lesión, ni el bolso ha sufrido daños y que tiene un seguro que cubre este tipo de hechos. Que tras lo sucedido accedió a una tienda para solicitar un teléfono y anular la tarjeta del que le había sido sustraído, acercándose un hombre que dijo ser policía y le indicó que debía interponer denuncia.

 

Los agentes se personaron en el establecimiento indicado por la denunciante, y una vez en el lugar las empeladas le manifestaron que el día 9 de enero por la mañana accedió a la tienda una mujer que adquirió calzado y lo abonó con la tarjeta de crédito/débito y les refirió que le habían sustraído el teléfono móvil y que si la tienda tenía seguro que cubriera ese tipo de hechos. No alegó en ningún momento haber sido víctima de un robo con violencia o similar. Los agentes interpelan a las empleadas si estaban seguras que los hechos fueron el día 9 de enero y no el día 10 de enero, comprobando mediante el extracto de pago que la denunciante accedió al establecimiento el día 9 de enero.   

 

Los agentes citaron a la denunciante en calidad de testigo, el día 22 de enero en dependencias policiales, para ser oída en declaración ya que los hechos no se ajustaban a la realidad. Esta se personó voluntariamente y manifestó a los agentes que los hechos no se produjeron el día 10 de enero, como manifestó en la denuncia inicial., si no que cuando se percató o echó en falta su teléfono fue el día 9 de enero. Que no ha recibido cantidad alguna por parte del seguro y que está arrepentida de su actuación, manifestando que a la mayor brevedad posible acudirá a la compañía para comunicarle que los hechos no ocurrieron como manifestó en su denuncia inicialmente.

 

Los agentes procedieron a la toma de declaración de la denunciante, la cual carece de antecedentes, tramitándose diligencias remitidas al Juzgado de Instrucción de guardia, junto con la denuncia inicial.