La Policía Municipal de Béjar continúa la lucha, contra el equipo de Gobierno, por sus derechos laborales

El sindicato de policias quiere dejar claro que el fundamento principal por el que los policías locales de Béjar pretenden marcharse, llevando a cabo las correspondientes oposiciones que se publican en otros municipios, no es otro que las malas condiciones laborales en las que se trabaja.

El Sindicato Profesional de Policías Municipales de España (SPPME) con representación  en el municipio de Béjar ha hecho público su malestar con el equipo de Gobierno del Ayuntamiento de Béjar. 

 

El Consistorio bejarano ha manifestado que otras localidades se aprovechan de los gastos de formación que el Ayuntamiento de Béjar lleva a cabo con los agentes de policía local y que hay policías que solicitan excedencias voluntarias para poder marcharse a trabajar cerca de sus lugares de origen.

 

El SPPME no está de acuerdo con las afirmaciones del Ayuntamiento de Béjar y quiere dejar claro que el fundamento principal por el que los policías locales pretenden marcharse, llevando a cabo las correspondientes oposiciones que se publican en otros municipios, no es otro que las malas condiciones laborales en las que se trabaja, ya sean organizativas, económicas, materiales, etc.

 

En la actualidad, la plantilla de policía local del Ayuntamiento de Béjar.  es una de las más extensas de la provincia de salamanca, con 21 agentes en activo que vienen realizando servicio en turnos de trabajo de mañana, tarde y noche, cubriendo las 24 horas del día de todo el año. El trasfondo de esta situación en la que los policías intentan aprobar las oposiciones de otros municipios como así se le ha manifestado al alcalde de Béjar, Alejo Riñones, son las condiciones de trabajo que la plantilla de Policía Local actualmente tiene y que por parte de la actual corporación no se pretenden mejorar, según mantine el sindicado de policías (SPPME)

 

Actualmente cada agente realiza al año más horas de las que legalmente están establecidas, apunta el sindicato. Además, los complementos de peligrosidad, nocturnidad, turnicidad, responsabilidad, dedicación profesional, penosidad, incompatibilidad y especial dificultad técnica que deben ser remunerados, según el artículo 119 de las normas Marco de Castilla y León, no se respetan, afirman los agentes. 

 

Los agentes aseguran que cobran la cantidad de 7,07 euros por dificultad técnica y responsabilidad y 24,74 euros por penosidad y peligrosidad, no estando el resto de parámetros recogidos en la nómina mensual.

 

Otra de las cuestiones que pide el sindicato es que la corporación no debe “captar perfiles de policías originarios de localidades cercanas”, ya que se vulneraría el principio de libre concurrencia de este tipo de oposiciones.

 

Comentarios

Deja tu comentario

Si lo deseas puedes dejar un comentario: