La Policía Local desaloja una fiesta con trece personas en un piso de Salamanca

Jóvenes en locales de ocio nocturno de la Gran Vía este sábado por la noche.

Los agentes comprobaron que trece personas estaban en un piso de fiesta tras acudir a uno de los numerosos avisos por ruidos.

Un acta de denuncia a trece personas por una fiesta en un piso en Salamanca es una de las actuaciones de la noche de vigilancia policial en la ciudad, el primer sábado de confinamiento perimetral. El operativo ha terminado con un récord de 45 avisos por ruidos en pisos, vinculados a fiestas, y en una de ellas los agentes se encontraron con un alto número de personas.

 

La Policía Local se vio obligada a desalojar de madrugada una fiesta en un domicilio de la capital en la que interactuaban un total de 13 personas. Fyueron denunciados por por incumplir el límite de participantes en reuniones, que está fijado en seis. Los responsables se han saltado una norma fijada por decreto por la Junta de Castilla y León, y se arriesgan a una importante multa. Según el régimen sancionador, va de los 100 a los 3.000 euros si se considera que su actitud ha podido expandir la enfermedad a menos de 15 personas. Pero si se considerara infracción grave, podría ascender a los 600.000 euros.

 

Era la primera noche de confinamiento perimetral, que incluye restricciones al horario de los bares: hay que dejar de atender a las 22.00 horas y a las 23.00 horas tiene que estar completamente cerrado. De nuevo los agentes han pasado la noche de piso en piso, ya que la fiesta se traslada a domicilios particulares en cuanto cierran los bares.

Comentarios

Deja tu comentario

Si lo deseas puedes dejar un comentario: