La Policía Local de Salamanca consigue en los presupuestos del Estado el impulso a la jubilación anticipada

Archivo

Una enmienda aprobada por todos los partidos a iniciativa de los diputados 'populares' logra desbloquear esta reivindicación; Mañueco se atribuye el mérito de haberlo pedido hace cuatro años.

La jubilación anticipada de los agentes de la Policía Local de Salamanca, y del resto del país, ha dado un paso definitivo con la aprobación de los Presupuestos Generales del Estado. Tras recabar los apoyos necesarios, el texto ha salido adelante este miércoles por la tarde con una enmienda en su interior, aprobada por todos los partidos e iniciativa de los parlamentarios del PP, que facilitará la prejubilación, algo que los agentes llevan meses demandando y que en Salamanca estaba 'congelado', igual que la mejora salarial para equipara a los agentes salmantinos con otras capitales. Sin embargo, eso no ha sido obstáculo para que Fernández Mañueco presuma en su Twitter de que él impulsó la medida... hace cuatro años y en las Cortes de Castilla y León.

 

La realidad es que, pese a este sorprendente anuncio, casi tres meses después de que se aprobaran la mejora salarial y la posibilidad de jubilarse anticipadamente, el colectivo de la Policía Local no ha vuelto a saber nada de sus principales reivindicaciones. El actual equipo de Gobierno de Fernández Mañueco no ha hecho sino esperar a que el Estado apruebe la medida, algo que ya se sabía le correspondía sólo a la administración central. Sólo ahora que hay PGE los agentes ven acercarse el momento de que se les equipare en el derecho a jubilarse anticipadamente, aunque parte de esa jubilación la pagan ellos. Todavía habrá que esperar a que se apruebe un reglamento para regular las cotizaciones.

 

El 9 de febrero, el pleno del Ayuntamiento de Salamanca aprobaba una moción para que los agentes de la Policía Local pudieran jubilarse anticipadamente. Se decidía así al aprobar de manera unánime una moción del PSOE que insta al Gobierno a que acelere la aplicación de la normativa: ya existe un decreto nacional que tenía que haber sido aprobado en julio de 2017 y del que nada se había vuelto a saber. 

 

La jubilación anticipada la pagan los propios agentes de sus cotizaciones y pensiones, pero al aplicarse le puede generar un problema de personal al cuerpo en Salamanca. Desde el año pasado se sabe que 29 agentes y siete mandos se pueden acoger a la jubilación, lo que puede dejar en cuadro la estructura local. 

Noticias relacionadas