La Policía Local constató la prohibición ilegal de acceso a La Aldehuela por parte de la concesionaria

Coche policial junto a la entrada de La Aldehuela este Lunes de Aguas.

El jefe policial asegura a C's que no era posible prohibir el acceso y que, en cuanto lo conocieron, acudieron para que cesara. Sobre el terreno, un agente acompañaba a la seguridad privada cuando desviaba a los usuarios fuera del recinto deportivo. Los grupos de la oposición pedirán explicaciones por lo ocurrido. 

El Ayuntamiento de Salamanca, a través de la Policía Local, tuvo conocimiento directo de que la concesionaria de La Aldehuela, a través de un servicio privado de seguridad, estaba evitando que usuarios accedieran a las zonas verdes del recinto deportivo durante este Lunes de Aguas. Una actitud que denunció este periódico y que, horas después, cesó después de la denuncia y de las quejas públicas de PSOE y Ciudadanos.

 

Durante la mañana, la limitación de acceso se produjo, como pudo comprobar in situ este periódico, con la acción conjunta de la seguridad privada y la Policía Local. La presencia policial era muy numerosa en la zona desde primera hora, antes de la llegada de salmantinos a celebrar el Lunes de Aguas. TRIBUNA pudo comprobar la presencia permanente de un coche policial y de agentes junto a un miembro de seguridad privada, que informaba de que no se podía pasar a merendar en la zona deportiva, a pesar de las numerosas zonas verdes y juegos de uno de los lugares donde tradicionalmente se ha celebrado el Lunes de Aguas.

 

Según ha desvelado el portavoz de Ciudadanos, Alejandro González, el jefe de la Policía Local tuvo durante la mañana del Lunes de Aguas constancia de que se estaba controlando el acceso a La Aldehuela cuando la entrada a un recinto público como este es totalmente libre. Según ha explicado González, el jefe policial asegura que había presencia de vigilantes de seguridad y que durante horas se había impedido entrar a ciudadanos para hacer la típica merienda, tal y como informó TRIBUNA. Además, aseguró que no había ninguna prohibición de acceso porque sería algo ilegal al tratarse de un recinto público y que la Policía Local había procedido, después, a eliminar cualquier tipo de control de acceso.

 

Sin embargo, estas explicaciones chocan con lo comprobado por TRIBUNA en el lugar de los hechos. Durante la mañana del Lunes de Aguas, un agente de seguridad privada informaba a quien se acercaba que el recinto deportivo quedaba para los usuarios y no para la merienda, invitando a muchos ciudadanos a irse a la zona del teso, en los merenderos. Esta aseveración la hizo el empleado de seguridad privada de la empresa concesionaria delante de un agente de la Policía Local. Desconocemos si conocía esta limitación, si tenía orden de tolerarla o si fue al comprobar que se impedía entrar a comerse el hornazo cuando se recibieron órdenes para que no ocurriera.

 

El portavoz de Ciudadanos se puso en contacto con este medio para confirmar que había pedido explicaciones al jefe de la Policía Local sobre la noticia de TRIBUNA. "Si es cierto que no se está permitiendo entrar a La Aldehuela para merendar en el Lunes de Aguas pediremos responsabilidades. La Aldehuela es un parque público, de todos los salmantinos. No permitiremos que una empresa se apropie del lugar con el beneplácito del alcalde", aseguró en un comentario a los medios de comunicación. De hecho, y según ha explicado González, esta prohibición del total y libre acceso al recinto podía haber sido denunciada por cualquiera ante la Policía Local, que hubiera tenido que actuar.

 

Tras lo ocurrido, los grupos de la oposición no se van a quedar quietos. El PSOE ya preguntó en la última comisión informativa sobre las intenciones de cara al Lunes de Aguas en La Aldehuela, y una vez comprobado el intento de prohibir el acceso, pedirá explicaciones al equipo de Gobierno. El grupo Ciudadanos también ha anunciado que espera las explicaciones que pueda dar el concejal delegado de Deportes sobre este nuevo incidente en el uso de la ciudad deportiva. Y el grupo Ganemos ha reiterado que el recinto es de uso público, que la empresa concesionaria no puede limitar el acceso y que exigirán responsabilidades.

Noticias relacionadas