La Policía Local certifica 'en directo' las pintadas, orines y el vandalismo de la Cueva de Salamanca

Foto: Asociación Ciudadanos por la Defensa del Patrimonio

La Asociación "Ciudadanos por la Defensa del Patrimonio" requirió su presencia para salvaguardar esta parte del patrimonio salmantino.

La Polícia Local de Salamanca acudió en la tarde-noche de ayer viernes hasta el enclave monumental de la Cueva de Salamanca tras ser requerida su presencia por miembros de la Asociación "Ciudadanos por la Defensa del Patrimonio" que previamente habían cursado una visita a todo el recinto asistiendo a las prácticas nada edificantes que allí tienen lugar, tal y como los vecinos de la zona habían anunciado.



A lo largo de la tarde, se pudo comprobar un gran tránsito de jóvenes, sorprendiendo la utilización que hacen de todo este espacio: prácticas de parkour sobre el lugar que ocupa la Iglesia de San Cebrián, cómo una pandilla de menores accede únicamente para sacudir la puerta medieval de madera y se va tras llamarles la atención u otro grupo de chavales mayores de edad que únicamente recorre el espacio pisando sobre las tumbas musealizadas. Sin duda, la nota predominante, como así pudieron comprobar los agentes, la protagoniza un nutrido grupo de jóvenes que se esconde en el piso inferior del aula desde donde emiten música, dan voces o fuman, lo que sin duda, ahuyenta a todos los visitantes que hasta allí se acercan.


Es patente que el Ayuntamiento de Salamanca no está actuando como a todos los salmantinos nos gustaría que lo hiciese, más cuando se trata de una propiedad municipal; lo que ha consolidado a la Cueva de Salamanca como un punto de reunión nada amable y que podría calificarse como gueto. El asunto más acuciante, el del vandalismo y la ausencia de un mantenimiento habitual, se está dando en los dos últimos años con la consiguiente pérdida de dignidad para este enclave histórico, como así viene denunciando esta Asociación.


La deplorable imagen que la Cueva de Salamanca presenta en estos dos últimos años ayer afloraba pese a que en días precedentes se había barrido a raíz de las últimas denuncias de la Asociación. Suciedad, vegetación en la muralla, orines recientes, residuos, excrementos de palomas en el suelo y sobre las piezas expuestas y una pintada realizada esta semana en la Torre del Marqués de Villena, justamente en los mismos paramentos donde el Ayuntamiento limpió el resultado del anterior ataque hace sólo ocho meses. Sin duda los vándalos que dañan los bienes públicos se ríen de nuestras instituciones y eso, como ciudadanos, no nos gusta.


Es impensable calificar esta situación como "problema" para todo un Ayuntamiento como el de Salamanca, salvo que este asunto sea demasiado grande para la capacidad de los responsables municipales. Mientras tanto, hasta que se pueda asegurar una apertura turística libre y segura -para las personas y los bienes-, como siempre lo fue, procede el cierre total, como ya hemos expresado en ocasiones anteriores.



Ante esta situación de abandono, que se prolonga en el tiempo y ya puede calificarse de consentida, desde "Ciudadanos por la Defensa del Patrimonio" animamos a todos los salmantinos a visitar la Cueva de Salamanca masivamente, a conocerla, a enseñarla y tomarla de nuevo frente a la ausencia de vigilancia y de personal, como lo hay en cualquier otro monumento, museo o exposición. Porque el patrimonio, la cultura y el turismo sostenible, para su interpretación, atención y cuidado, crean empleo cualificado y estable.