La Policía detiene a una pareja en Salamanca: Ella robaba en la casa donde limpiaba y él vendía lo sustraído

Recursos de Policía Nacional, agente, agentes, policía, policías

La mujer robaba las joyas y objetos de oro y los sustituía por bisutería hasta que la dueña de la casa, situada en la calle Fernando Santos, se apercibió de ello. 

Agentes de la Policía Nacional de Salamanca han detenido a una mujer de 30 años y a su pareja, un varón de 31, ambos con antecedentes, a la primera como presunta autora de un delito de hurto en el domicilio en el que realizaba trabajos de limpieza y al segundo por un presunto delito de receptación, al vender parte de lo sustraído.

 

El pasado 30 de julio, la propietaria de una vivienda sita en la calle Fernando Santos presentó denuncia por la sustracción de numerosas joyas – un reloj, anillos, solitarios, colgantes, pulseras, cadenas y pendientes, todas ellas de oro y algunas de plata – que tenía en distintos lugares del domicilio, principalmente en el interior de un joyero de su dormitorio. También manifestó que no había apreciado ningún tipo de señal de fuerza en la vivienda y que había detectado la sustracción cuando iba a buscar unas joyas, notando que las sustraídas habían sido sustituidas por bisutería, para mantener la apariencia de contenido en el joyero.

 

Las investigaciones iniciadas se centraron en una empleada que realizaba tareas de limpieza en la vivienda y que tenía libre acceso a la misma con las llaves facilitadas por la propietaria, comprobándose que había vendido desde el día 6 de junio cinco lotes de joyas en un establecimiento de compraventa de oro de la Avenida Federico Anaya.

 

Las mismas gestiones permitieron comprobar que su pareja había vendido, desde el pasado 19 de mayo diez lotes de joyas de las sustraídas, en 3 establecimientos diferentes, uno el ya referenciado y otros dos sitos en la Avenida de María Auxiliadora.

 

La mujer fue detenida en su domicilio, en la Avenida de Federico Anaya en la tarde del pasado día 7 y su pareja en la mañana de ayer, tras ser identificado en la calle Pollo Martín.

 

Los agentes investigadores solamente han podido recuperar cinco de los lotes de joyas vendidos, sin poder hacerlo con los otros diez por haber transcurrido el período legal en el que los establecimientos de compraventa no pueden disponer de los efectos adquiridos.

 

Las joyas recuperadas han sido entregadas a su propietaria en calidad de depósito, para lo que determine la autoridad judicial a cuya disposición han pasado los detenidos.