La Policía denuncia a ‘Moloskito’, uno de los grafiteros más activos de Salamanca

Llevaba numerosos botes de spray, rotuladores y una agenda con bocetos, entre otros materiales empleados para cometer sus actos vandálicos.

La Policía Local de Salamanca ha denunciado a uno de los grafiteros más activos de Salamanca, D.V.G., de 44 años, a quien sorprendió cuando efectuaba una pintada en la calle Varillas. Los agentes se encontraban sobre las 7:55 horas desarrollando un operativo de prevención de la delincuencia cuando observaron a un individuo realizando una pintada, por lo que procedieron a su identificación.

 

El grafitero portaba tres botes de spray; tres botes de tinta para rellenar rotuladores; 62 rotuladores de diferentes tamaños, grosores y boquillas; diez rollos de cinta aislante de distintos tamaños; tijeras quirúrgicas; alicates de punta fina; un par de guantes blancos; dos boquillas adaptadores; una agenda con bocetos de firmas y 18 pegatinas de firmas dispuestas para su uso. La Policía Local requisó el material para evitar nuevas pintadas y ha iniciado las correspondientes diligencias judiciales, con pruebas periciales caligráficas.

 

La pintada realizada tiene en común la grafía ‘Moloskito’, como otras muchas repartidas por toda la ciudad con la misma tipología y de similares características. En este sentido, la Policía Local ha inventariado ya decenas de pintadas cuya autoría pudiera ser atribuible a este mismo autor en los barrios Garrido, Pizarrales, Blanco, Oeste y en el entorno de la Plaza Mayor. Una cantidad que podría ser mayor, pues en las calles donde los agentes están inventariando pintadas aparece esta firma.

 

 

El Ayuntamiento de Salamanca aprobó a comienzos de 2014 la modificación de la Ordenanza Municipal de Limpieza Urbana y Gestión de Residuos para endurecer las sanciones por pintadas vandálicas con el objetivo de disuadir y penalizar más este tipo de comportamientos.

 

El texto normativo establece que las pintadas en Bienes declarados de Interés Cultural y edificios catalogados en el Plan General de Ordenación Urbana conllevan una infracción muy grave y multa de hasta 3.000 euros.

 

Las pintadas en los bienes no catalogados, situados tanto en el ámbito de la ciudad histórica y su entorno como en otras zonas de la ciudad, están consideradas como sanciones graves con multas de hasta 1.500 euros.