La población sólo crece en Terradillos, Alba, Pelayos y Martinamor desde 2000

Balance. En la primera década del siglo 22 municipios han pasado de 6.417 a 5.293 vecinos, mientras que los que han aumentado suman juntos 9.533; en estos momentos viven 14.826 personas
F. M. M.

La población en los 26 municipios de la comarca de Alba de Tormes ha crecido en 223 personas en la primera década del siglo XXI, según los datos delInstituto Nacional de Estadística.

El crecimiento de los empadronados se debe fundamentalmente a dos localidades: Alba de Tormes y Terradillos. En la cabecera de comarca se ha pasado de 4.654 vecinos en 2000 a 5.391 en 2009; mientras que en Terradillos se ha pasado de 3.049 personas a 3.450 siempre comparando las mismas fechas. Es decir, que con estos dos municipios la población ha crecido 1.144 personas. A estas dos localidades, hay que sumar tres casos curiosos, los de Armenteros, Pelayos y Martinamor. El primero, en 2000 tenía 324 empadronados, que subieron hasta casi el doble en 2009: 558; pero que han caído hasta los 467 en 2010. Tiene un saldo positivo los primeros años, pero luego ha perdido casi un centenar. El segundo ha crecido de 77 a 121 vecinos. Martinamor ha crecido de 82 en 2000 a 104 en 2010. De todas formas, los cinco son la cara positiva.

Los que pierden
El lado negativo lo marcan el resto de los municipios, 22 en total. Todos juntos tenían 6.417 vecinos, siempre considerando los dos sexos, en 2000. Diez años después, el censo indica que son 5.293, es decir, han perdido casi un sexto del total de la población, lo que daría una media de 240 vecinos por municipio.

De esta forma, se comprueba cómo se está desplazando la población hacia los núcleos que pueden ofrecer más servicios a la ciudadanía. El segundo problema, según algunos demógrafos, es el envejecimiento de la población. Las población de estos municipios no se renueva y los que quedan tienen cada día más edad y requieren de menos servicios o prefieren que los servicios ofertados se centren en aspectos de salud.

De los 26 municipios de la comarca albense, 23 han perdido algo de población durante los últimos años. Aldeaseca ha descendido por debajo de la crítica cifra de cien personas: de 130 a 86, por lo que acompaña a otro municipio:Valdemierque, que tenía 70 en 2000; 59 en 2009; y en 2010 subió hasta los 62.

Localidades con menos de 250 habitantes, un índice empleado por la Diputación para el reparto de algunas ayudas y subvenciones, son varias: Anaya de Alba (de 322 a 243); Coca de Alba (de 158 a 104); Chagarcía Medianero (de 146 a 119); Éjeme (de 199 a 155); Gajates (de 246 a 173); Larrodrigo (de 305 a 224); La Maya (de 262 a 208); Pedrosillo de Alba (de 258 a 169); Peñarandilla (de 279 a 234); Sieteiglesias de Tormes (de 184 a 183 vecinos).

Por otra parte, sólo hay ocho municipios por encima de los 250 empadronados, y todos han perdido población. Encinas de Arriba (de 288 a 255); Fresno Alhándiga (de 314 a 277); Galinduste (de 584 a 493); Galisancho (de 566 a 435); Garcihernández (de 606 a 534, que sigue siendo el municipio más grande); Horcajo Medianero (de 368 a 263); Pedraza de Alba (de 289 a 256) y Valdecarros (de 454 a 391). Como se puede comprobar casi todos han perdido una cantidad que ronda el 20 por ciento de la población.