La Plaza Mayor estuvo ocupada en 2017 durante 239 de los 365 días del año

La presencia del elefante de Barceló dispara el número de días en los que la Plaza Mayor de Salamanca albergó alguna estructura, aunque su recinto ha estado ocupado uno de cada cuatro días del año con ferias, escenarios o actos.

La Plaza Mayor siempre tiene algo. Esta es la sensación que, año tras año, se instala en los que frecuentan el monumento más emblemático de Salamanca, y que seguro también se llevan muchos visitantes que acuden a ver la plaza y se encuentran, en muchas ocasiones, con 'instalaches' de todo tipo que impiden la completa visión y disfrute del ágora salmantina. Es una sensación refrendada con una cifra sorprendente: uno de cada cuatro días del año hay algo que 'estorba' en la plaza. Y la cifra se alarga hasta los 239 días contando con un 'inquilino' especial.

 

Más en concreto, y durante 2017, la Plaza Mayor estuvo ocupada durante 94 días por elementos de todo tipo, fundamentalmente, escenarios, andamios, decoración navideña, casetas de feria y las cámaras y decorados de un anuncio y un videoclip. Es la suma de los días de los eventos programados y de las jornadas de montaje y desmontaje de las estructuras que se usan, y que en ocasiones requieren de varios días de trabajo para ponerlas y quitarlas. Eso significa que el recinto ha estado ocupado por algún evento uno de cada cuatro días del año pasado... y que muchos de ellos obligaron también a montar y desmontar bancos o farolas.

 

La cifra es muy elevada y arroja una ocupación por encima de lo que la normativa anima a pensar, ya que se aprobó para limitar posibles abusos de la plaza. Según el reglamento específico de uso de la Plaza Mayor, sólo están reconocidos como eventos autorizados las dos ferias del libro, la Nochevieja Universitaria, las actuaciones de Ferias y Fiestas y las del Festival de las Artes. Pero es que, además, durante 2017 ha habido escenario para un concierto de la Asociación de Hostelería fuera del programa de ferias, hubo un decorado de IKEA para un anuncio de la firma sueca, cámaras para el rodaje de un videoclip de David Otero, los andamios para retirar el medallón de Franco, un escenario para el acto de celebración de esta retirada... todos ellos autorizados. Y hay que sumar la estancia de los elementos decorativos de Navidad, caso de 'la Bola' del 1 al 9 de enero de 2017 y los 'paquetes' del 15 al 31 de diciembre de 2017.

 

Pero es que la Plaza Mayor tampoco ha estado libre esos 271 días que no ha habido eventos porque este año pasado ha sido especial también en la ocupación de la plaza. Y es que ha tenido durante muchos meses un inquilino insólito, el elefante de Barceló, que ha estado 145 días en una esquina en varias etapas, ya que se retiró para Ferias y Fiestas. Eso sí, no se ha perdido ni las manifestaciones por la unidad de España, en las que su pedestal fue improvisada tribuna. En total, 239 días de 365, dos de cada tres al cabo de un año. Una cifra para la reflexión.

Escenarios, andamios, decoración navideña, casetas de feria... ¿Prohibirías cualquier 'ocupación' en la Plaza Mayor?