La Plaza Mayor, el corazón de la ciudad, punto de encuentro de salmantinos y visitantes
Cyl dots mini

La Plaza Mayor, el corazón de la ciudad, punto de encuentro de salmantinos y visitantes

Plaza Mayor de Salamanca

El ágora fue diseñada por Alberto Churriguera y su idea se gestó y fue una realidad en 1755.

Hay un dicho popular que señala que "todos los caminos llevan a Roma", en Salamanca esta misma afirmación es extrapolable a su Plaza Mayor, pues, es difícil cruzar la ciudad por su casco histórico sin pasar por el ágora.

 

Este espacio es el corazón de la ciudad, bombea vida y es testigo de los quehaceres diarios de miles de salmantinos, que pasan por ella y que se topan también con los no pocos turistas que se acercan para contemplar su monumental belleza, la belleza de un cuadrilatero que, al contrario de lo que puede parecer, es irregular.

 

El motivo de que sus pabellones no midan lo mismo se debe a la necesidad en el siglo XVIII de levantar una plaza dentro de un espacio ya presente y condicionado por edificaciones y calles que se querían mantener.

 

El ágora fue diseñada por Alberto Churriguera y, como recuerdo de su trabajo, hay una escultura en bronce, donde se le ve trazando su plano, a apenas unos metros, en la plaza Poeta Iglesias. Su idea se gestó y fue una realidad en 1755.

 

Este espacio, en la característica piedra dorada de Villamayor, suele dejar prendado a quien transita o transitó por él, entre ellos a Miguel de Unamuno, quien dijo: "Es un cuadrilátero. Irregular, pero asombrosamente armónico".

Comentarios

Deja tu comentario

Si lo deseas puedes dejar un comentario: