La Plaza Mayor de Salamanca... ¿Bien de Interés Cultural?

La Feria del Libro, las terrazas, los camiones, las furgonetas... y así hasta un sinfín de obstáculos para atravesar un monumento catalogado como Bien de Interés Cultural, que se ha convertido en un auténtico circo.

Intentar cruzar cada mañana la Plaza Mayor de Salamanca se ha convertido en una auténtica odisea, y más ahora con el 'nuevo decorado' con el que cuenta un monumento como éste, catalogado como Bien de Interés Cultural (BIC) que, por desgracia, cada vez lo es menos.

 

El ejemplo de la mañana de este 9 de mayo es solo uno más de lo que ocurre cada día en un ágora salmantina que muestra poco a poco su decadencia y su envejecimiento gracias al uso indebido que el Ayuntamiento hace de la misma jornada tras jornada, año tras año, con una permisividad absoluta.

 

 

Hace solo unos meses una de las vigas de los soportales de la Plaza Mayor cedió como aviso a lo que puede ocurrir con el paso del tiempo si esto sigue así. Además, no es la primera vez que el tránsito de los camiones termina con alguna de las farolas en el suelo... La colocación de los stands de la Feria del Libro deja un espacio muy reducido para el paso de los peatones, pero cuando éste queda ocupado por furgonetas o camiones... ¿por dónde circulan salmantinos y turistas? ¿Qué imagen proyecta una Plaza Mayor como la de Salamanca para los visitantes? Y si a todo ello le sumamos el 'sonido de viento' que desprendían cada uno de los camiones y furgonetas por no poder pasar a su lugar de destino, la situación ya quedaba caricaturizada en su máxima expresión.

 

Desde luego, si a un Bien de Interés Cultural se le ofrece este trato... mejor no saber qué ocurre con otros espacios de Salamanca.

 

 

(Fotos: De la Peña)