La plaza Julián Sánchez El Charro estrena su 'versión parque' el próximo viernes

Nuevo castillo infantil en la plaza Julián Sánchez El Charro.

Las obras para transformar la plaza en parque acaban con su mala imagen e incorporan nuevos equipamientos.

La 'nueva' plaza Julián Sánchez El Charro estará terminada y abierta al público el próximo viernes, siempre que ningún contratiempo de última hora no lo impida. La céntrica plaza había sufrido un prolongado proceso de deterioro y estaba en muy mal estado por la acción de los vándalos, pero también por la falta de un mayor cuidado.

 

Ahora, se va a convertir en un nuevo parque tras una profunda reforma anunciada hace algo más de un año y que está a punto de terminar. El proyecto ha consistido en cambiar todos sus viales sustituyéndolos por losas, pero no las grises habituales, replantar sus zonas verdes e instalar nuevos equipamientos. Los más resaltables, la 'imprescindible' zona de aparatos biosaludables y un gran castillo infantil complementado con un columpio. Esta es la mayor novedad que cambia este lugar de plaza a parque. Lo mejor, que conserva el arbolado que tenía, algo que escasea en muchos nuevos parques de la ciudad. Se ha gando espacio eliminando un edificio que oficiaba de quiosco.

 

Esta es una de las numerosas obras que han estado en marcha durante un verano frenético para las empresas contratistas. El Ayuntamiento de Salamanca ha tenido patas arriba la ciudad en el último verano antes de las elecciones con una veintena de obras, muchas de las cuales siguen ejecutándose. En el caso de este parque y otros tres que iban en el lote, se anunciaron el verano pasado, pero entonces no tenían presupuesto: estaban destinadas a ejecutarse en el último año antes de las elecciones.

 

El Ayuntamiento de Salamanca había anunciado en julio de 2017 la inversión de unos 750.000 euros en el arreglo de cuatro parques que hace tiempo que necesitaban una puesta al día; las obra se adjudicarón por menos cuantía a sendas empresas. Se trata del citado de la plaza Julián Sánchez El Charro, dos plazas en el barrio de Pizarrales, plaza de la Mancha y de la plaza de la Enseñanza, y la plaza del Rollo en la calle Alicante. Estos son los planos mostrados en su día sobre su aspecto final.