La plaza de Los Bandos busca 'acento español' y volver a usarse para descargar de actos la Plaza Mayor

90 sugerencias sobre el proyecto piden, mayoritariamente, conservar su esencia y no cambiarla por una plaza moderna. Bancos en forma de 'Ñ' o referencias a su historia, entre las ideas.

El Ayuntamiento de Salamanca ha recibido unas 90 sugerencias para la reforma de la plaza de Los Bandos a través del anuncio que se puso en la web municipal, una vez descontadas las duplicadas o que no tenían nada que ver con el proyecto. Y la principal conclusión que se puede sacar es que casi nadie quiere una plaza muy nueva que pierda su esencia, que es lo que erroneamente había propuesto el alcalde de Salamanca, Alfonso Fernández Mañueco. Esto explica el enorme rechazo que cosechó el proyecto original (así iba a ser la plaza) presentado por el alcalde, que daba por sentado que se iba a ejecutar, y que ahora tendrá que enmendar una comisión.

 

Al frente de esta comisión, el portavoz de Ciudadanos, Alejandro González, que se ha mostrado dispuesto "a que me partan la cara" para intentar reconducir el erróneo planteamiento del equipo de Gobierno en cuanto al tipo de proyecto y, también, en cuanto a la nula participación previa y consulta ciudadana para diseñarlo. De hecho, sólo se ha consultado tras constatar el rechazo. Y sólo así se explica que la mayoría de las propuestas, a las que TRIBUNA ha tenido acceso, pidan conservar su aspecto y rasgos actuales y no convertirla en una nueva 'plaza dura' como las que se han hecho a base de superficies de granito.

 

Casi unánime es la petición de que se conserve la fisonomía actual de la plaza, especialmente sus árboles, y que en todo caso se potencien zonas verdes, sombras y bancos, en lugar de plantear una plaza 'dura', con pavimento de granito como otras muchas que se han hecho, que pierda su historia y que aparezca como una plaza excesivamente moderna a escasos metros de la Plaza Mayor. La mayoría propone reparar losas rotas y pavimento degradado, peatonalizar e integrar las dos calles laterales y arreglar desperfectos. También que se pongan alguna zona de juegos infantiles.

 

Estas peticiones deberán guiar la actividad de la comisión, que va a tenerlas en cuenta para diseñar la futura actuación. La decisión básica es ejecutar la renovación de conducciones y saneamientos, con unos 700.000 euros de presupuesto; y la complementaria es el diseño superficial en la que los ciudadanos que han participado apuestan por mantener sus características históricas. "Que siga siendo la plaza de Los Bandos de todos", ha resumido González.

 

Con todo, se pretende incorporar guiños a su historia para enriquecer su discurso urbano. Se podría hacer un recordatorio de la iglesia de San Bartolomé, cuyos cimientos están bajo la superficie. También una referencia al futuro Centro del Español de la Usal, que estará en la plaza: González apunta la idea de incorporar a su mobiliario bancos con forma de 'Ñ'

 

 

UNA PLAZA ACCESIBLE Y PARA EVENTOS

 

Al margen de la ingeniería básica, también parece claro que la plaza tiene que convertirse en accesible e incorporar las dos calles laterales a su superficie. Ambas se encuentran en un estado deplorable de conservación, como el resto de la plaza, en la que parece haberse abandonado toda obligación de mantenimiento y conservación.

 

La peatonalización de las calles laterales y la accesibilidad pueden permitir retomar una de las funciones que tuvo en el pasado la plaza. Con una parte central en un mismo nivel, podría volver a acoger actos y ferias como en el pasado reciente y 'descargar' la enorme presión que recibe la Plaza Mayor de Salamanca, ocupada uno de cada tres días del año con eventos de todo tipo que han llevado a un deterioro total de su pavimento.

 

En cuanto al arbolado, la idea de partida es contraria al planteamiento inicial de Mañueco. En vez de 'arbolitos' se plantea dar protagonismo a alguno de sus ejemplares de gran porte, reservándole un lugar destacado en la nueva plaza. A día de hoy, y también por abandono, muchos de sus alcorques están vacíos y sus árboles, descuidados: parece que el objetivo era acabar con ellos.

Noticias relacionadas

El Ayuntamiento va a reformar la Plaza de Los Bandos ¿qué haría usted?