La plaza de Colón ultima su puesta al día para convertirse en parque

La céntrica plaza será la primera del casco histórico en incorporar juegos infantiles y aparatos biosaludables, pero el arreglo se ha centrado en reparar caminos y pavimento muy deteriorados por la falta de mantenimiento.

Antes de que acabe febrero, la céntrica plaza de Colón estará lista para cambiar su esencia y convertirse, al menos en parte, en un parque. El motivo es que incorporará juegos infantiles y una zona de aparatos biosaludables, de modo que será la primera plaza del centro histórico que incorpore este tipo de elementos.

 

El contrato se adjudicó junto con el arreglo de otras plazas a finales del pasado mes de octubre y posteriormente se firmó el contrato; la empresa concesionaria (Congesa XXI) tenía tres meses para finalizar las obras. La firma del contrato se hizo el 4 de noviembre, así que la obra ya está por encima del plazo previsto; costará unos 85.000 euros. En total, se presupuestaron 1,2 millones de euros para hacer labores de arreglo y mantenimiento que se habían pospuesto durante años, además de sumar algunos nuevos equipamientos como el parque infantil de Colón o los nuevos juegos de Jesuítas.

 

Este lunes, la plaza de Colón ya muestra un aspecto casi definitivo. Se han cortado los árboles en torno a la estatua de Cristóbal Colón que da nombre al lugar y que la tapaban; se ha repuesto el pavimento de los caminos y accesos, además de alinearlos con una superficie de tierra renovada; y se han instalado el parque infantil y los juegos biosaludables.