La Plataforma por la Sanidad encuentra apoyo en los grupos políticos para luchar por una atención médica "digna"

Después de realizar una ronda de encuentros con los distintos partidos políticos en Salamanca, la Plataforma por la Sanidad Pública declara sentirse satisfecha.

La Plataforma por la Sanidad Pública declara sentirse satisfecha tras sus reuniones con todos los grupos políticos de Salamanca, puesto que "con todos ellos hemos compartido nuestras preocupaciones y esperamos que después de estas reuniones se pongan a trabajar de verdad".

 

Con todos los grupos ha habido sobre todo argumentos en común, como era de esperar. Aunque con algunos, lógicamente, se comparten más reivindicaciones que con otros. En estos encuentros se ha conseguido el apoyo a la tabla reivindicativa, y a partir de ahora se emprenderán de acciones conjuntas para lograr mejoras que ayuden a conseguir una sanidad pública digna y de calidad.

 

El grupo del Partido Popular de la Diputación de Salamanca ha manifestado públicamente su descontento con la gestión sanitaria que su partido está haciendo en Salamanca desde la Junta de Castilla y León. En esta línea los representantes que acudieron a la reunión con la Plataforma José María Sánchez, Eva Picado y Bienvenido de Arriba han identificado como propias las reivindicaciones de la Plataforma y se han comprometido a hacer un seguimiento exhaustivo de la gestión porque consideran "intolerables" los datos de lista de espera y "no se puede consentir que los pacientes esperen meses para ser atendidos finalmente fuera y en la sanidad privada".

 

En la reunión con el partido Ciudadanos, el único que no ha apoyado la moción en la Diputación, la principal discrepancia ha estado en el tema de las privatizaciones, donde ha quedado claro que la apuesta por lo público al 100% no entra dentro de sus propuestas, siendo ésta una lucha clave para las Plataformas en la defensa de la Sanidad Pública, puesto que "no creemos que la iniciativa privada se corresponda con la mayor calidad ni que abarate costes de un servicio público". Además no se está auditando la contrata de lavandería para hacerle cumplir el pliego de condiciones. "Continuamente recibimos en la Plataforma quejas porque se pierde la ropa que se envía a lavar, llega sucia, mojada o rota, procedente de otras comunidades autónomas... y nadie hace nada".

 

Las Plataformas declaran que su lucha por una Sanidad Pública, universal, gratuita y de calidad continuará de forma organizada, puesto que el mantenimiento del Sistema Público de Salud es una fórmula de redistribución de la riqueza y de justicia social y un instrumento de gran valor para impulsar el desarrollo social y luchar contra la despoblación que sufre nuestra Comunidad Autónoma.

 

Mociones

En las últimas semanas se ha podido constatar la aprobación de mociones a favor de la Sanidad Pública con el apoyo de la práctica totalidad de partidos políticos en la Diputación de Salamanca, Ayuntamiento de Santa Marta de Tormes y Ayuntamiento de Carbajosa de la Sagrada. Así mismo hay movilizaciones conjuntas de ayuntamientos y asociaciones de padres afectados por los deficientes servicios de pediatría en las zonas básicas de salud periurbana norte y sur así como en otras localidades próximas a Salamanca.

 

Listas de espera

Con respecto a la tabla reivindicativa, la plataforma de Salamanca se ha centrado en la planificación del personal y modificación de la plantilla orgánica del hospital así como en la mala gestión de las listas de espera, uno de los principales problemas percibidos por la ciudadanía.

 

En cuanto a la gestión de las listas de espera tanto de especialistas como quirúrgicas, desde la Plataforma denuncian que se están encontrando conquejas de pacientes que demuestran haber recibido las citaciones una vez pasada la fecha de su cita. Así mismo hay pacientes que ni siquiera reciben la citación y acto seguido les llega una carta en la que se les informa de que por no haber asistido a la cita quedan fuera del procedimiento. Esta, junto a las derivaciones millonarias de pacientes a la sanidad privada, parece ser la nueva estrategia para aligerar las listas de espera.