La plantilla, a muerte con Siviero; la directiva le expondrá que el proyecto sigue en pie

(Foto: Chema Díez)

Gustavo Siviero y su cuerpo técnico deben decidir si continúan o no en el nuevo Salamanca. El apoyo de todos los sectores del club, clave para su decisión, además del cumplimiento de lo pactado de palabra.

Juan José Hidalgo ha tranquilizado a la plantilla después de que el proyecto del Salamanca saltase por los aires este sábado. Un supuesto malentendido o una polémica inncesaria hicieron que lo pactado de palabra quedase atrás pero después de varias reuniones y llamadas, el empresario salmantino ha dado el 'OK' para que los jugadores cobren sus contratos de manera íntegra y el cuerpo técnico haga lo propio.

 

De hecho, entre este sábado y el domingo se van a producir encuentros entre la directiva y representantes de Hidalgo con Gustavo Siviero y su cuerpo técnico con el fin de convencerle para que continúe trabajando con el equipo como ha hecho hasta ahora y que tan buenos resultados ha dado en pocos días de entrenamientos.

 

Además, la plantilla al completo, hasta los recién llegados, está a muerte con Siviero y sus ayudantes, igual que la directiva que ve en él el hombre ideal para un proyecto que ha sufrido un traspiés pero que intentarán que se recupere tal y como se pactó desde el principio.

 

Gustavo Siviero ha demostrado desde el principio su compromiso con este nuevo proyecto llevando a cabo una labor de tranajo sin tener ninguna relación contractual hasta el momento en el que sus condiciones no se cumplieron, momento en el que tomó la decisión de paralizar los entrenamientos y luchar por unas condiciones que parece se respetarán de nuevo.

 

Sivieron ya indicó que tenía que hablar con el lcub y estudiar todo con detenimiento porque las condiciones habían cambiado, pero ahora todo ha vuelto a la normalidad. Siviero valora la propuesta del club y sabe que cuenta con el apoyo unánime de la plantilla y de la directiva del nuevo Salamanca, que se ha gando en tan solo unos días de trabajo.