La piscina de la Alamedilla cierra por un problema técnico

El vaso ha tenido que ser vaciado para la reparación
Un problema técnico motivará hasta previsiblemente el próximo miércoles el cierre de la piscina de La Alamedilla, tal y como ha informado el Ayuntamiento de la ciudad.

Esta incidencia ha provocado el vaciado durante la pasada noche del vaso, por lo que es necesario llenar y climatizar, de nuevo, la piscina, según han indicado fuentes municipales.

La empresa concesionaria está trabajando ya en el llenado para poder abrir la piscina “en el menor tiempo posible”, ha colocado carteles y está tratando de ponerse en contacto con los usuarios para minimizar las molestias.

Los abonados podrán recuperar las clases en fechas que serán anunciadas previamente, ha concluido el Ayuntamiento de Salamanca.