La piscina de Garrido abre este sábado sin terminar la nueva parte cubierta

La piscina de Garrido abre sus puertas este día 1 de julio, aunque sólo se abrirán los dos vasos y la zona de verano. La parte cubierta está todavía en obras y estará tiempo cerrada.

La piscina de Garrido abre este sábado, día 1 de julio, cumpliendo con lo previsto, pero todavía sólo en su versión 'de verano'. Así lo ha confirmado este jueves el concejal de deportes, Enrique Sánchez-Guijo, que también ha reconocido que las obras de la nueva cubierta tendrán esa parte cerrada todavía durante algún tiempo, sin especificar. Debería estar lista para octubre, cuando empieza la temporada de la piscina cubierta. Se ha aprovechado para revisar su estado y también está pendiente el llenado.

 

La sustitución de la cubierta, que tiene un coste de unos 300.000 euros, es sólo parte de la factura de 1,2 millones de euros aprobada  hace cerca de un año para poner a punto las piscinas de Garrido. Como el resto de las piscinas municipales, sufrió la dejadez de la anterior concesionaria y la falta de vigilancia, control y exigencia por parte del Ayuntamiento. El resultado es que durante años no se hizo el mantenimiento adecuado y, cuando expiró el contrato, su estado general era lamentable. Hubo que invertir cerca de 7 millones de euros de fondos municipales, aunque el equipo de Gobierno camufló la inversión como 'mejoras', pero tuvo que reconocer que más de un millón de euros era el 'agujero' por no exigir el manteniemiento obligado.

 

Tras resolver este escándalo, la piscina de Garrido recibió 1,2 millones para su puesta a punto, que se han gastado entre mejoras generales, la renovación de la caldera o la depuración, además de la factura de la nueva cubierta. Esta había estado cerca de quince años sin recibir ni una sola atención y ha tenido que ser cambiada.