La pintora salmantina Puri Sánchez denuncia la sustracción de 30 lienzos en el convento de Las Claras

Asegura que los dejó en un cuarto alquilado a las religiosas y cuando fue a retirarlos habían desaparecido. Ha tratado de ponerse en contacto hasta con el Obispo, que no responde a su misiva.

La pintora costumbrista salmantina Puri Sánchez vive un calvario personal desde que en 2015 se diera cuenta de que le faltan 30 cuadros de la colección de Oficios (lienzos de 41x33 cada uno más el marco) que había depositado en una habitación alquilada en el convento de Las Claras (de la calle Lucero) en el año 2002.

 

Sánchez asegura que mantuvo una habitación alquilada durante unos tres años, lugar en el que además guardaba unos juguetes antiguos fruto de una exposición anterior. Si bien retiró los juguetes de ese lugar, los cuadros quedaron allí.

 

La pintora salmantina ha tratado de recuperarlos desde entonces sin haber logrado nada hasta el momento. Subraya, al respecto, que sus entrevistas con cargos eclesiásticos han sido incontables, sin que nadie le diga dónde están las obras de arte. Sor Asunción; Sor Obdulia, la Madre Superiora del convento; el que fuera vicario general y hoy Delegado para las religiosas, Joaquín Tapia; la abadesa de las Clarisas, madre Alegría; el canónigo Matías Prieto; el prior de San Francisco el Grande, Jesús España; el ministro provincial de los franciscanos José Antonio Castiñeira; Blas Rodríguez, cura de Beleña... y finalmente, el obispo de Salamanca, Carlos López.

 

carta obispo puri pintora cuadros claras robo

 

carta obispo puri pintora cuadros claras robo

 

 

Según apunta Puri Sánchez, el obispo la recibe el pasado mes de marzo de 2016 y le dice que "ha sido una ingenua" al dejar los cuadros en ese lugar, aunque trataría de mediar en este caso. Desde entonces, la salmantina no ha logrado avance alguno, ya que tampoco ha recibido contestación del Obispado. De este modo, en el pasado mes de septiembre envía una carta a monseñor Carlos López para recordarle su problema. Con el año 2017 recién comenzado, la artista charra no ha conseguido ninguna contestación.

 

Ante el "inexplicable mutismo de los responsables de la orden religiosa" -como ella afirma- sobre el paradero de sus cuadros, Puri Sánchez interpuso denuncia en los juzgados de Salamanca por apropiación indebida, (archivada provisionalmente por insuficiencia de pruebas) y también dirigió un escrito a la Casa Real, que ha sido contestado. Hoy la pintora salmantina quiere denunciar públicamente su situación "de total indefensión" ante este hecho, haciendo constar que estos cuadros, como toda su obra están inscritos en el Registro de la Propiedad Intelectual a su nombre, por lo que sigue siendo su propietaria real a todos los efectos.