La Paz sobrevuela la Plaza del Oeste gracias a la presencia de mil grullas origami

Mil grullas de papel sobrevuelan la Plaza del Oeste como símbolo de paz tal y como recoge la leyenda japonesa. 

Las mil grullas de origami se han vuelto un símbolo de paz, debido a la historia de Sadako Sasaki. Ella era una niña japonesa, que tenía dos años cuando quedó expuesta al bombardeo atómico contra civiles realizado por Estados Unidos el 6 de agosto de 1945 en Hiroshima (Japón). Sadako es recordada por la historia de las mil grullas de origami, y a la fecha es uno de los emblemas sobre las víctimas inocentes de la guerra.

 

Afectada por la bomba fue ingresada en un hospital junto a una compañera de cuarto, una niña estudiante de secundaria dos años mayor que ella, también enferma de cáncer. Fue esta compañera quien le contó la leyenda japonesa que promete que a quien pliegue mil grullas de origami se le concederá cualquier deseo. Ella le enseñó a Sadako cómo doblar las grullas de papel.

 

Una versión popular afirma que Sadako no alcanzó la meta de doblar 1.000 grullas, que solo dobló 644 antes de su muerte, y que sus compañeras de escuela completaron las 1.000 y las enterraron con ella. Sin embargo, en un documental en blanco y negro, el padre de Sadako, Shigeo Sasaki, dijo que Sadako había hecho aproximadamente 1400 grullas de papel, que sus padres guardaron en su casa. Y mostró las grullas en el documental. Las compañeras de escuela hicieron mil grullas de papel que se enterraron con Sadako.