La patronal 'paralela' firma un convenio con el alcalde y después anuncia que irá al juzgado contra el Diálogo Social
Cyl dots mini

La patronal 'paralela' firma un convenio con el alcalde y después anuncia que irá al juzgado contra el Diálogo Social

El presidente de CES y el alcalde de Salamanca.

El presidente de la autoproclamada confederación subre la presión sobre el alcalde con acciones judjiciales para parar un instrumento que el Ayuntamiento emplea para el gasto de 36 millones de euros.

La patronal 'paralela' CES ha dado un paso más en su estrategia de presión para lograr 'por las bravas' un sitio que, por actividad y representación acreditada, le corresponde a Confaes. Y lo ha hecho subiendo la presión sobre el Ayuntamiento de Salamanca, y más concretamente, sobre el alcalde Carlos García Carbayo que ha visto con asombro como la autoproclamada confederación anunciaba en un acto en el consistorio acciones legales para frenar el Diálogo Social, un instrumento al que el equipo de Gobierno dedica hasta 36 millones de euros en políticas sociales, empleo y vivienda. Una vez se ha firmado un convenio entre ambas partes, y para aparente sorpresa del primer edil, ha anunciado acciones judiciales para pararlo.

 

El momento, inédito en la historia del consistorio, se ha producido una vez firmado un convenio de colaboración entre el Ayuntamiento y CES. Tras la firma, y con el alcalde delante, el presidente de la patronal 'paralela', José Vicente Martín Galeano, ha anunciado que la organización presentará una demanda ante el juzgado de lo social contra la composición de la actual mesa del Consejo del Diálogo Social de Salamanca. El alcalde ha tenido conocimiento cuando Galeano lo ha anunciado a los medios tras firmar el convenio.

 

El motivo es que CES está fuera de la mesa, que constituyen el Ayuntamiento, la patronal Confaes y los sindicatos CCOO y UGT, la composición que reconoce la normativa regional y que es la que se ha usado en las convocatorias que se han hecho de esta mesa en los últimos 2-3 años, cuando ha empezado a convocarse. Hace unos días el alcalde García Carbayo explicó que existe un informe municipal que dice que solo podría entrar en la mesa otra organización si hay acuerdo unánime de sus integrantes actuales, cosa que no ocurre: Confaes y UGT no lo aceptan porque la normativa regional no lo permite.

 

Sin embargo, CES quiere a toda costa un sitio en esta mesa, que no le corresponde por esta norma, para conseguirlo está dispuesta a que "se paralice" el actual órgano y "se constituya" uno nuevo con tal de entrar.

 

El presidente de CES ha argumentado que es "la más representativa en Salamanca" porque "lo dicen las 2.500 empresas, lo dicen los convenios colectivos que firmamos". Sin embargo, actualmente CES como confederación no firma ningún convenio colectivo, ámbito en el que Confaes está en la práctica totalidad de las negociaciones. De hecho, la única excepción es el convenio de hostelería, que negocia la Asociación Salmantina de Hostelería, integrada en CES, pero que en cuestión de convenio actúa como asociación y no como confederación. El convenio de Comercio, que otrora tenía Aesco en exclusiva, y que se atribuye también CES, tiene ahora presencia de Confaes-Asecov.

 

En cuanto a la representatividad, marcada por el número de empresas y sectores, la única que la tiene acreditada y reconocida de manera global es Confaes.