Actualizado 02:42 CET Versión escritorio
Salamanca

La pandemia no ha afectado de la misma forma a todos los programas de cribado de cáncer, de colon el más afectado

Carmen Sánchez-Contador, advierte y argumenta que la pandemia no ha afectado de la misma forma a todos los programas de cribado de cáncer. 

Publicado el 27.09.2021

La coordinadora de la Estrategia de Cáncer de la Dirección General de Salud Pública y Participación de Baleares, Carmen Sánchez-Contador, advierte de que la pandemia no ha afectado de la misma forma a todos los programas de cribado de cáncer, siendo el destinado al de colon el más afectado.



 



Esto es debido, por un lado, a la necesidad de utilizar equipos y profesionales sanitarios que, en muchas casos, han estado vinculados a la atención de la pandemia; y, por otro, también es consecuencia del déficit de especialistas que ya existía anteriormente.



 



Así se ha pronunciado esta experta en la Escuela de Salud Pública de Menorca, donde los coordinadores de los programas de cribado de cáncer de las diferentes CCAA han debatido estos días las dificultades que han surgido a la hora de volver a reiniciar cada uno de los cribados tras la pandemia y que, por el momento, no están funcionando con total normalidad.



 



"La pandemia ha ocasionado una distorsión del sistema sanitario y, por supuesto, también de los programas de cribado de los cánceres de mama, colon y cérvix, en los cuales está demostrado que la detección precoz tiene un efecto beneficioso para la población", ha advertido la experta.



 



A diferencia de los de colon, los programas de cribado de cáncer de mama fueron los que se pudieron retomar de forma más rápida y, según apunta Sánchez-Contador, en la gran mayoría de comunidades se reiniciaron en junio o julio de 2020. Por otro lado, los programas de cribado de cáncer de cérvix se encuentran en este momento en la fase de diseño de la transición de cribados oportunistas a cribados poblacionales, algo que también ha retrasado la pandemia.



 



Sánchez-Contador explica que el funcionamiento del sistema sanitario está todavía condicionado a diferentes variables y, por tanto, subraya que los resultados de los programas de cribado no se han visto afectados tan solo por el periodo de inactividad durante la primera ola, sino también por el miedo al contagio de la población al participar en este tipo de programas, la falta de recursos y las diferentes olas que se han presentando a lo largo de los meses.



 



A partir de todas estas variables, los encargados de los programas de cribado de cada comunidad han analizado durante el encuentro diferentes estudios y modelos matemáticos para determinar las posibles estrategias para seguir funcionando con la mayor normalidad posible. Además, teniendo en cuenta los recursos disponibles, han valorado también la idoneidad de recuperar la actividad al mismo ritmo o acelerar el proceso de invitación a colaborar en los programas, siempre intentando disminuir la incidencia y mortalidad por cáncer.



 



"Es complicado porque el esfuerzo del sistema sanitario se ha centrado, como es lógico, en atender la pandemia y en dirigir el esfuerzo de muchos los profesionales, tanto a evitar la infección como a tratar a personas afectadas, lo que nos ha restado recursos humanos y ha supuesto una importante redistribución de los servicios técnicos", ha subrayado la coordinadora de los programas en Baleares.


COMENTARComentarios