La pandemia en Cáritas Salamanca: ayuda a 15.000 personas y preocupación por la precariedad laboral
Cyl dots mini

La pandemia en Cáritas Salamanca: ayuda a 15.000 personas y preocupación por la precariedad laboral

Presentación del balance 2020 de Cáritas Salamanca.

El número de atenciones se dispara y la entidad alerta que la precariedad está afectando gravemente al empleo y las posibilidades de inserción laboral de las personas más vulnerables.

Cáritas Diocesana de Salamanca destinó más de cinco millones de euros en 2020 para ayudar a unas 15.000 personas necesitadas, según el balance de la organización presentado este miércoles ante los medios después de "un año marcado por la covid". Sobre la situación a la que han hecho frente, los responsables de la entidad han reseñado también en un comunicado que "la precariedad está afectando gravemente al empleo y las posibilidades de inserción laboral de las personas más vulnerables".

 

"Esto, unido a la débil protección social que se ha hecho evidente, hace que muchas personas y familias tengan que hacer frente a su día a día con un nivel de ingresos muy por debajo de lo que permite vivir dignamente", ha añadido la entidad.

 

Por áreas de trabajo, el recurso de acogida y atención primaria aumentó "notablemente" su atención en 2020 respecto al ejercicio anterior. En este último año, Cáritas acompañó a 3.242 familias con 14.928 atenciones, frente a las 9.108 del año anterior.

 

Muchas respuestas tuvieron que ser atendidas de manera telefónica durante los meses del confinamiento y la partida económica también aumentó al llegar a 1.883.261 euros, lo que supone 687.466 euros más que en 2019. El recurso de mayores tuvo que "reinventarse con la pandemia", y desde Cáritas sus profesionales y voluntarios atendieron a 215 mayores; en cuanto al servicio de acogida a personas sin hogar, dio respuesta a 282 personas.

 

Más atenciones

Asimismo, la organización ha destacado la labor realizada por los centros residenciales de Cáritas, recursos que permanecieron abiertos 24 horas al día durante todo el año, y que no interrumpieron "en ningún momento" su actividad, con el acogimiento a 20 personas en 'Casa Samuel' para personas con VIH Sida y 102 en 'Padre Damián' para personas sin hogar.

 

Además, al declararse la alarma sanitaria de marzo a junio, el centro de día para personas sin hogar 'Espacio Abierto' mantuvo sus servicios de higiene y alimentación y se coordinó con el Ayuntamiento de Salamanca para "no dejar a ninguna persona en la calle", allí Cáritas atendió a 447 personas, de las que 108 acudían por primera vez.

 

El servicio ambulatorio para personas drogodependientes ofreció sus servicios a 255 personas y el centro de día para personas con problemas de salud mental 'Ranquines' llevó a cabo 438 intervenciones. En cuanto al área de inserción laboral, pasaron por ella 1.895 personas para acceder a información, orientación o cursos de formación para personas desempleadas, entre otras posibilidades. En este capítulo, Cáritas ha destacado que 175 personas consiguieron trabajo a través de estos recursos.

Comentarios

Deja tu comentario

Si lo deseas puedes dejar un comentario: