La otra despoblación de Salamanca: 600 funcionarios más en un lustro pero a años luz de las mejores épocas
Cyl dots mini

La otra despoblación de Salamanca: 600 funcionarios más en un lustro pero a años luz de las mejores épocas

La cifra de empleados con sueldo a cargo del sector público y la de la población comparten tendencia: ambas iniciaron su declive hace una década y han perdido un 7-8% de sus efectivos. La de funcionarios sí se recupera por épocas: 600 más en 5 años, por 7.500 habitantes menos.

Salamanca pierde músculo poblacional, y también se nota en el empleo público. Este 2020 está lejos de sus mejores años, casi 2.800 puestos menos que cuando alcanzó su mayor expansión, pero lo más llamativo es que su descenso corre paralelo al de la población. Las dos curvas, la que vacía el padrón y la que reduce el empleo público en la provincia, iniciaron al tiempo su declive hace una década y el resultado es que han perdido cerca de un 10% de sus efectivos, aunque mientras la cifra de población no se recupera nunca, la de funcionarios sí tiene repuntes.  Así, en los últimos cinco años Salamanca ha perdido unos 7.500 habitantes, pero ha ganado 600 funcionarios.

 

Este martes, el Ministerio de Política Territorial y Función Pública ofrecía los datos de comienzo de año del Boletín Estadístico de personal a cargo de la administración, la estadística que recoge la plantilla del sector público. El número de funcionarios públicos en enero de este año alcanzó las 2.597.712 personas y es una de las cifras más altas desde 2012, aunque se mantiene estable.

 

En el caso de Salamanca, ha alcanzado el número de 23.639 a fecha de enero de 2020, una de las más altas de los últimos años, pero en una línea estable. Son 1.600 más dese que la cifra tocó suelo en 2016 tras terminar la crisis, cuando a punto estuvo de bajar de los 23.000 empleados, cosa que no ha hecho nunca desde que empezaron a darse datos, en el año 2002. Sin embargo, la cifra está muy lejos de su tope y forma una línea que se mueve de forma muy parecida a la curva de la despoblación.

 

El número de empleados a cargo de la administración llegó a su tope en Salamanca en enero de 2010 con 26.450 entre adminsitaciones estatal, local y regional y las universidades. Desde 2008 escaló hasta esta cifra que fue su máximo, pero estuvo por encima de los 25.000 varios años. Ahora son 2.811 menos que en su momento álgido, pero los 23.639 de este enero están unos 2.000 por debajo de su mejor época, en torno a un 8%. Ha ido cayendo paulatinamente, aunque tiene algunos repuntes: bajó de 2010 a 2016 y luego se ha recuperado, pero con debilidad.

 

La cifra de habitantes residentes en la provincia también ha experimentado una caída similar. Arrancó también en la misma época de 'gloria': 351.018 en enero de 2009. Se mantuvo varios años en torno a los 350.000 pero desde aquel comienzo de 2009 no ha hecho más que mermar. Ha pasado a tener 331.048, 20.000 habitantes menos que en sus mejores años y en solo una década, en torno a un 7% menos.