La oposición se une para que Mañueco no pueda manejar la presidencia de la comisión que le investiga

PSOE, C's y Ganemos obligan a que se incluya un punto para que el alcalde tenga que delegar la presidencia de la comisión especial de las guarderías en un miembro de la oposición y no en su 'mano derecha'. Un informe municipal confirma que es reglamentario hacerlo.

Fernández Mañueco podría verse obligado a dejar en manos de la oposición la presidencia de la comisión especial de las guarderías infantiles, una comisión que investiga fundamentalmente su actuación en un supuesto trato para adjudicar la gestión de las escuelas infantiles y por la que está envuelto en la 'operación Lezo' por acusación de un antiguo compañero de partido, el expresidente de Madrid, Ignacio González. Este es el resultado de la primera convocatoria de la comisión, hecha por el alcalde sin contar con nadie, y sin haber resuelto el tema de la presidencia.

 

En la reunión de constitución de la comisión, los grupos de la oposición pidieron de manera unánime retener la presidencia, un puesto clave para marcar las comparecencias y documentación que se va a ver en la comisión especial. Sin embargo, el alcalde invocó su facultad como presidente nato de todas las comisiones y para poder delegar en quien quisiera. Lo hizo en favor de su 'mano derecha' en el equipo de Gobierno, el teniente de alcalde Carlos García Carbayo. Sin embargo, la oposición no estaba conforme y en la reunión marcada para este martes han batallado por su criterio hasta el punto de que le han dado la vuelta a la situación.

 

Tras empezar, PSOE, C's y Ganemos han puesto sobre la mesa su postura conjunta de otorgar la presidencia de la comisión a alguien de la oposición, en concreto, un concejal socialista. Aunque el PP había dado la comisión por constituida, todos los grupos han obligado a que se incluyese en el orden del día un punto específico, una solución propuesta por Ganemos, en el que se insta al alcalde a delegar esta presidencia en algún integrante de la comisión especial; como son mayoría, los grupos de la oposición tendrán el poder de elegirlo.

 

Inicialmente, el concejal Fernando Rodríguez se negó a hacerlo alegando precisamente la facultad del alcalde. Sin embargo, no ha podido negar el contenido de un informe jurídico municipal que avala la posibilidad que el concejal popular negaba. Así las cosas, la siguiente sesión de la comisión especial ha quedado aplazada, hasta que se cumpla el punto del orden del día, introducido a instancias de Ganemos, y que podría obligar al alcalde a reconsiderar su posición, delegando la presidencia en un concejal de la oposición.

 

 

REACCIONES

 

El PSOE califica como un nuevo fiasco la segunda reunión de la comisión, “un fiasco de reunión estéril de la que no se puede sacar provecho alguno tal y como ya se preveía según el escrito de convocatoria” en palabras del concejal Fernando Vegas y uno de los dos miembros  que han asistido a ella en representación del Grupo Socialista. Para el PSOE, “el poner a dirigir una investigación a los propios investigados  no es la mejor manera de demostrar que se quiera saber o conocer lo sucedido y de  ejercer la transparencia”.

 

Ciudadanos se ha mantenido firme en su posición de no permitir que Fernández Mañueco sea “juez y parte” de la Comisión que investiga posibles irregularidades cometidas por el Partido Popular. “Mañueco tiene que entender, como ya lo hizo Herrera, que no puede presidir las comisiones que investigan la gestión Popular”, señalaba Alejandro González Bueno a la salida de la comisión. “Lamentamos que el Equipo de Gobierno del señor Mañueco todavía no haya entendido que existe una mayoría alternativa, elegida por los salmantinos, para fiscalizar su gestión al frente del Ayuntamiento” apuntaba Alejandro González, que tampoco entiende “el miedo que tiene el Partido Popular en delegar la presidencia en un grupo de la oposición y de responder a las preguntas de los representantes públicos de los salmantinos”.

 

La concejala de Ganemos en la comisión especial, Pilar Moreno, calificó la actitud del equipo de Gobierno como “muy por la labor de los hechos consumados. Ha traído a la comisión un plan de trabajo ya hecho, incluido un plan de comparecencias. Todos los grupos nos hemos negado a asumir ningún plan hasta que no existan garantías de que la comisión actúe de manera transparente y efectiva, algo que no creemos posible si está presidida por el mismo partido sobre el que recaerán las investigaciones”.

 

Moreno se manifestó en la misma línea que el resto de grupos municipales, que comparten esta preocupación de la agrupación de electores y que no asumen con tanta facilidad que la comisión especial avance hasta que no se solvente el asunto de la presidencia. “El PP podrá afirmar que no nos interesa proponer, ni presentar plan de trabajo alguno, pero no se trata de no trabajar, sino de hacerlo con garantías. Mientras esta comisión especial esté presidida por el PP estas garantías no existen, a pesar del enrocamiento del equipo de Gobierno”, aseguró Moreno.

Noticias relacionadas