La oposición arrebata al Fernández Mañueco el control de las próximas medidas sobre El Corte Inglés

El alcalde, Alfonso Fernández Mañueco, durante el pleno.

La oposición logra que la solicitud de la prórroga y el planeamiento urbanístico transitorio para el centro comercial pasen por el pleno y no por decreto del alcalde.

Los grupos de la oposición han hecho piña para arrebatar a Fernández Mañueco el mando sobre los próximos pasos para arreglar el desaguisado urbanístico en torno a El Corte Inglés. Por iniciativa de Ganemos, PSOE y Ciudadanos han apoyado una moción que obligará a Fernández Mañueco a traer al pleno los próximos trámites ante la Junta para conseguir la moratoria de dos años para intentar devolver a la legalidad la situación del centro comercial, ya que la justicia ha anulado el plan urbanístico y las licencias que le concedió el Ayuntamiento de Salamanca.

 

El PP defiende que esto es competencia del alcalde y que está respaldado por un informe técnico, sin embargo la oposición no está de acuerdo. Para ello han aludido a otros casos como el de la aprobación del proyecto Tormes+, que podía haber hecho por decreto el alcalde, pero que se llevó al pleno ya que es un proyecto plurianual; había dudas de a quién correspondía la competencia y, por prudencia, se decidió llevarlo por pleno para evitar problemas.

 

Esto mismo es lo que pide la oposición ahora, pero el motivo es que no se fían de las pretensiones del equipo de Gobierno. El alcalde, Alfonso Fernández Mañueco, ha tomado la decisión de dirigirse en solitario a la  Junta de Castilla y León en el trámite de pedir la ordenación transitoria necesaria para dar legalidad provisionalmente al edificio y todas las actuaciones hechas en su sector. Este es el primer trámite una vez concedida la prórroga, pero hay que definir qué tipo de ordenación se le confiere para, como máximo, los dos próximos años.

 

Con relación al contenido del escrito firmado por el alcalde y enviado a la consejería de Fomento y Medio Ambiente, los grupos observan que se han introducido cambios con respecto a lo propuesto inicialmente desde la Junta que no se ajustan a la realidad las afirmaciones contenidas en el escrito del alcalde y referidas a la interpretación de las sentencias y a la ausencia de planeamiento en ese ámbito. Los términos en los que se solicite este permiso son clave para determinar la solución definitiva, en la que equipo de Gobierno y oposición están enfrentados.

 

 

RIFIRRAFE RISCO/CARBAYO

 

El debate ha generado también un rifirraje entre dos ediles. El concejal de contratación, Carlos García Carbayo, ha acusado a Gabriel Risco de haber ocultado que el grupo que originó las denuncias iba a solicitar la ejecución de sentencia. "Cuando habla, diga usted la verdad", ha dicho Risco sobre las afirmaciones de García Carbayo. "Yo hice manifestaciones en reuniones sobre que no íbamos a solicitar la ejecución de la sentencia que analizaba la licencia, ¡la licencia!, porque es la que pone en cuestión el centro comercial. La sentencia que anula el planeamiento no tiene consecuencias sobre el centro comercial. Dije que no íbamos a solicitar la ejecución de la licencia, y no se puede ir por la vida diciendo cosas que no son ciertas, y lo digo para que quede bien grabado, no lo dije", ha explicado Risco a las alusiones. Lo que realmente pidió el Foro de Izquierdas-Los Verdes fue la ejecución de la primera sentencia, la que anulaba el plan hecho para El Corte Inglés.