La ‘operación Galgo’ salpica a Reyes Estévez y a Nuria Fernández

EN CALIDAD DE TESTIGOS. La Guardia Civil les tomó ayer declaración, junto a Alemayehu Bezabeh, Digna Luz y Eugenio Barros.
EFE
La Guardia Civil tomó ayer declaración en calidad de testigos a varios atletas, entre ellos a Reyes Estévez, Nuria Fernández, Alemayehu Bezabeh, Digna Luz y Eugenio Barrios, por su presunta relación con el preparador Manuel Pascual, implicado en la trama de dopaje desmantelada el jueves.

Estos interrogatorios no se deben a la existencia de pruebas de la participación de estos atletas en la red de venta de sustancias dopantes por la que el jueves fueron detenidas 14 personas, entre atletas, entrenadores y farmacéuticos, con Marta Domínguez, que fue puesta en libertad con cargos, como nombre más representativo.

Además, el número de personas interrogadas podría aumentar en las próximas horas a medida que los investigadores vayan analizando la documentación intervenida en la decena de registros practicados desde el jueves.

Hasta el momento, la Guardia Civil ha puesto en libertad a cinco de los catorce arrestados en la operación Galgo a la espera de ser citados para comparecer en un Juzgado, previsiblemente mañana.

Además de la atleta Marta Domínguez, que volvió el jueves por la noche a su domicilio tras declarar durante varias horas en la Comandancia de Palencia, están en libertad dos farmacéuticas y un intermediario de la red de dopaje arrestados en Madrid, así como el entrenador de ciclismo José Luis Pascua, detenido en Segovia.

La operación Galgo es el mayor escándaldo de dopaje que ha estallado en España, tras la célebre operación Puerto en la que se vieron involucrados numerosos deportistas de la talla del alemán Ulrich, el italiano Basso, el murciano Alejandro Valverde o el corredor mirobrigense Eladio Jiménez.