La 'ola' de oposiciones en educación despeja el camino a las 1.600 plazas de Secundaria de Castilla y León

Clase. A. MINGUEZA

La convocatoria en Madrid y otras cinco comunidades frena el miedo a una avalancha de aspirantes que competiría con los interinos de Castilla y León por las plazas de Secundaria de 2017 y 2018.

El anuncio del Gobierno para permtir que las Comunidades Autónomas convoquen oposiciones aunque no haya presupuestos del Estado no va a cambiar el rumbo tomado por la Junta de Castilla y León. Tampoco la confirmación de que Madrid y otras cinco comunidades sí harán oposiciones de Educación, con procesos para adjudicar plazas de maestro y de profesor. Un 'guirigay' importante por parte incluso del Ejecutivo de Rajoy, que ha pasado en pocas semanas de prohibir la convocatoria de oposiciones a facilitarla.

 

En todo caso, el gobierno regional ha confirmado que su hoja de ruta pasa por convocar las oposiciones que tiene pendientes de Secundaria en 2018, cuando se acumularán las plazas de ese año y del presente 2017, en el que no hay tiempo para realizar el proceso. En total, 800 y 800, 1.600 plazas para las que, en cierto modo, va a quedar un camino más despejado a los opositores de la Comunidad tras la 'estampida' de oposiciones este año. De hecho, existía entre el sector el miedo a una avalancha de aspirantes de todo el país que competiría por las plazas de Castilla y León con los interinos que llevan años esperando que salgan 'sus' plazas.

 

En total, seis comunidades harán oposiciones de Educación este 2017. Cataluña y Madrid lo harán exclusivamente para maestros y Baleares, Galicia, País Vasco y Andalucía para varias especialidades de maestros y secundaria. Cantabria, Murcia, Asturias, Navarra, Canarias, Aragón, La Rioja, Castilla La Mancha y Extremadura ya han anunciado que las aplazas, igual que Castilla y León. En este último caso, ya se dijo que no daba tiempo a convocarlas y que lo mejor era dejarlo para 2017; así lo estableció el pasado mes de febrero. Esto es lo que ha confirmado, no sin cierta confusión, el presidente Juan Vicente Herrera este viernes al asegurar que habrá oferta pública en Educación.

 

La Junta sigue teniendo claro que sin presupuestos regionales no puede haber oferta de empleo público, tampoco en Educación. Por eso, tiene previsto aprobar en breve la oferta pública de empleo para 2017 y eso incluye las plazas que saldrán para Secundaria. Este paso es clave para asegurar que estas vacantes se convocan, pero no quiere decir que el proceso de oposición se vaya a hacer este mismo año. En su lugar, y con las plazas aprobadas, se convocará en 2018 para las vacantes de 2017 y 2018. En total, unas 1.600 según fuentes sindicales. Hasta entonces, Educación hará una rebaremación para incluir nuevos méritos y aspirantes en las listas de interinos.

 

Las oposiciones serán el año que viene y el hecho de que este año algunas comunidades se hayan adelantado es, en cierto modo, positivo. Si Castilla y León hubiera convocado este 2017 sus 800 plazas, es probable que hubiera generado una avalancha de aspirantes. Extremadura o Castilla-La Mancha ya habían dicho que no iban a hacer oposiciones, así que si Castilla y León hubiera abierto la espita, podría habre sufrido una riada de participantes que deje pequeña la cifra para la oposición de maestros. Las plazas estaban en las previsiones de miles de opositores que llevan años esperando a la convocatoria. Para un  número similar (algo más de 700) del cuerpo de maestros se presentaron 16.000 aspirantes al examen que se celebró en junio.

 

Y lo mismo ocurre con las oposiciones de maestro. Reanudadas en otras comunidades, entre ellas en Castilla y León, el flujo de aspirantes será más equilibrado si pueden presentarse en otras comunidades.