La obra de la pesquera de Tejares, a contratación más de dos años después de su derrumbe

Ver album

La reaparación de la pesquera de Tejares está ante uno de sus últimos pasos para volver a levantarse sobre el Tormes. Una buena  noticia en sí misma, aunque hayan tenido que pasar más de dos años desde que un derrumbe en septiembre de 2015 la dejó como está, con un importante boquete que afecta a su función y a toda la zona, donde el agua se remansa y causa suciedad y olores.

 

La Comisión de Bienes y Contratación de este martes analiza el pleigo de condiciones para contratar la obra prevista para rehabilitar el dique. Además de volver a levantarlo y consolidar su estructura, hay vía libre para plantear el proyecto de recuperar el dique. El proyecto contempla que además de reconstruir el dique que se derrumbó, se construirá un "pantalán flotante", accesible desde la calle Botijeros, que permitirá el uso deportivo y de ocio del río, y se instalará un mirador a la pesquera. Presupuesto de 387.000 euros. Además, habría que proceder a la limpieza del cauce y de las riberas, abandonadas todo este tiempo. 

 

Para llegar hasta aquí ha habido que dar muchos pasos. La CHD comunicó el día 13 de septiembre que está resuelta la cesión de la pesquera, que es de su titularidad, al Ayuntamiento por 75 años para que pueda hacer la obra. Según el consistorio, a partir de la cesión efectiva el Ayuntamiento tiene seis meses para iniciar las obras. Y se ha comprometido a que el proyecto esté completo durante esta legislatura, a la que le restan cerca de dos años, aunque parece que no habrá que esperar tanto porque el proyecto ya existe y el proceso de contratación se inicia ahora; la obra no se hará, en todo caso, al menos hasta 2018.

 

 

TRAYECTORIA

 

El problema arranca en septiembre de 2015, hace casi dos años, cuando se produce el último derrumbe de la pesquera. Los vecinos lo denuncian y la imagen es desoladora: el boquete permite comprobar que el lecho está muy sucio y que necesita una limpieza para retirar troncos y lodo

 

Todo se retrasó con el trámite de las comunicaciones, ya que había que informar a todos los titulares de tomas, pero no había posibilidad de localizar a una persona; finalmente, y tras pedir ayuda a la Policía Local, se pudo contactar con el interesado y darle los quince días preceptivos de plazo para ejercer su derecho. En mayo de 2016 se da luz verde en pleno de manera definitiva al proyecto para su rehabilitación.

 

En este tiempo, han surgido varias opciones como la del derribo que quería la CHD, su abandono en favor de una nueva pesquera que habría aparecido aguas arriba (se llegó a plantear si conservar una u otra, ahora se hará con las dos) o la cambiante posición del equipo de Gobierno, que llegó a plantear su derribo definitivo. En febrero de 2016, vecinos y ecologistas se negaban al derribo de la pesquera de Tejares y exigían su rehabilitación integral. De esta manera, se oponían al criterio mostrado por la CHD, que en un informe que exhibió el equipo de Gobierno en un pleno, abogaba por el derribo