La nueva zona de endoscopias del Hospital agilizará la lista de espera gracias a la ampliación de servicios

Antonio María Sáez visita las obras del Hospital (Foto: T. Navarro)

El servicio de Digestivo contará con una cuarta sala de trabajo para combatir las demoras de hasta un año para una prueba.

El Hospital Clínico Universitario de Salamanca ha puesto en marcha una nueva planta de endoscopias que hoy ha visitado el consejero de Sanidad, Antonio María Sáez. En ella, casi se ha triplicado la superficie disponible, que pasa de 120 a 320 metros cuadrados, y se han realizado notables mejoras.

 

Así, han aumentado las salas de endoscopias de tres a cuatro y se han ubicado de manera conjunta las áreas de broncoscopias de Neumología y de Digestivo para mejorar la seguridad por la supervisión anestésica común de los procedimientos que se llevan a cabo con sedaciones. Esta unión permite una racionalización y una mayor cobertura de enfermería.

 

Además, se ha incrementado el espacio de preparación y recuperación de pacientes, que pasa de 35 a 80 metros cuadrados, y se han habilitado dos vestuarios separados para hombres y mujeres. También se ha dispuesto un despacho para información de pacientes, así como despachos de trabajo para enfermería y para médicos.

 

Se ha ampliado la sala de espera, que pasa de 12 a 50 metros cuadrados, mientras que la sala de trabajo de los administrativos, que también incrementa su espacio, se ha dotado de una persona para desarrollar su labor por las tardes y facilitar así la organización asistencial.

 

Con estos cambios, ha aumentado también la dotación de personal, con una enfermera y un supervisor más, así como tres auxiliares de enfermería más.

 

El servicio de Aparato Digestivo atendió el pasado año a más de 16.200 pacientes y realizó cerca de 8.000 colonoscopias. En cuanto a la dotación profesional, seis facultativos trabajan en turnos de mañana y tarde, 11 enfermeras, 12 auxiliares, un supervisor de Enfermería y tres celadores. El servicio cuenta con tres torres y 10 gastroscopios, así como 12 conlonoscopias, dos dunoscopios, dos encoendoscopios y un enteroscopio.

 

Por su parte, el servicio de Neumología cuenta con una torre para realizar broncoscopias y ecobroncoscopias, un ecógrafo con una sonda abdominal para técnicas pleurales, un equipo para crioterapia y criodiagnóstico. En este servicio trabajan dos médicos, dos enfermeras y un auxiliar de enfermería

 

Todo ello, permite una racionalización y una mayor cobertura de enfermería, ha señalado tanto el consejero como los jefes de los servicios de Digestivo y de Neumología, Antonio Rodríguez y Miguel Barrueco, estos últimos han valorado la inversión porque "los pacientes no podían esperar dos años más", a la espera de la conclusión del nuevo complejo asistencial que estará abierto en 2019, según las previsiones oficiales de la Consejería.

 

No obstante, a pesar del "esfuerzo" para hacer posible las mejoras, han pedido más personal para afrontar la demanda de pacientes, que están a la espera de pruebas en estas áreas del centro asistencial salmantino.

Noticias relacionadas