La nueva tarjeta de movilidad reducida para aparcar gratis en Salamanca: quién la puede pedir y cuánto cuesta
Cyl dots mini

La nueva tarjeta de movilidad reducida para aparcar gratis en Salamanca: quién la puede pedir y cuánto cuesta

Una tarjeta de estacionamiento para personas con discapacidad.

El Ayuntamiento de Salamanca ha puesto en marcha una nueva tarjeta para que las personas de toda la provincia con problemas de movilidad reducida puedan aparcar gratis en la zona azul de la capital con sólo solicitar un distintivo y pagar una tasa. La iniciativa permitirá a todos los que cuenten con este distintivo aparcar en las zonas reservadas para vehículos de personas con movilidad reducida y también en plazas ORA sin pagar.

 

El proyecto lo ha presentado el concejal de Policía y Tráfico, Fernando Carabias, aunque se trata de una realidad inmediata: la nueva tarjeta ya se puede pedir. La pueden solicitar aquellas personas, sin importante de qué municipios, que cuenten ya con una tarjeta para aparcar en zonas reservadas. Para conseguirla, basta solicitarla en el Ayuntamiento de Salamanca entrengando DNI, foto en color, permiso de circulación del vehículo asociado y documentación acreditativa de la condición de persona de movilidad reducida.

 

Salamanca cuenta con 1.060 plazas reservadas para vehículos de personas con movilidad reducida de las 37.762 que hay de aparcamiento en toda la ciudad. Son 12 puntos porcentuales por encima del mínimo que se requiere. Además, 118 de estas plazas están en zona azul.

 

A partir de ahí, la Policía Local estudiará la documentación y concederá el distintivo. Su coste es de 12,95 euros al año, el mismo que tiene la tarjeta de residentes para la ORA, sólo que en el caso de los que tengan este distintivo nuevo no tendrán que pagar el estacionamiento. El distintivo habrá que llevarlo siempre en lugar visible junto a la tarjeta.

 

La tarjeta es de carácter personal e intransferible y el concejal ha recordado cómo se usa realmente. Tanto la tarjeta que tienen los titulares de la capital como el distintivo que se ofrece para los empadronados del resto de la provincia sirve para identificar el vehículo pero va asociada a la persona que tiene la necesidad: el derecho es de esa persona y sólo es válido si es la titular la que usa el vehículo o es transportada en el mismo.

 

El concejal ha advertido también sobre las consecuencias de un uso indebido. A los que no cumplan se les retirará la tarjeta o el distintivo.