La nueva norma de carga y descarga se asienta: "tras un mes, pensábamos que iba a haber más sanciones"
Cyl dots mini

La nueva norma de carga y descarga se asienta: "tras un mes, pensábamos que iba a haber más sanciones"

El concejal de Fomento, Urbanismo, Protección Ciudadana, Tráfico y Transportes, Fernando Carabias, admite que hay varias situaciones que "se irá subsanando", como las quejas de algunos repartidores sobre la supuesta falta de tiempo para completar todas las entregas.

El 1 de julio entró en vigor el bando municipal que regula la carga y descarga en el centro de la ciudad. Desde aquel día los transportistas y policías han tenido que habituarse a nuevos horarios de trabajo, calles vetadas al tráfico y las famosas islas de reparto, repartidas por 18 puntos de la ciudad.

 

Ahora, cinco semanas después, puede hacerse un primer balance de la experiencia. El concejal de Fomento, Urbanismo, Protección Ciudadana, Tráfico y Transportes, Fernando Carabias, comenta que el citado balance "es muy positivo. Tras un mes, la implantación es muy amplia, pero detectamos alguna situación que con el tiempo se irá subsanando". Más luces que sombras, por lo que se deduce de sus palabras.

 

Un ejemplo: "tras un mes, pensábamos que iba a haber más incumplimientos o más sanciones. Se han impuesto sanciones cuando se ve reiteración en los incumplimientos, mala práxis...". La Policía Local presentó en julio 90 infracciones por incumplimiento de la carga y descarga, menos que en febrero, marzo, mayo y junio de este mismo año, con el antiguo reglamento aún vigente. "Con el tiempo irán bajando. Sabíamos que un mes iba a ser de aprendizaje y de interiorización de las normas, pero pensábamos que iba a haber más problemas o inconvenientes".

 

Incumplimientos

 

Pese al buen sabor de boca que ha dejado julio, aún hay detalles que corregir. Carabias explica que los conductores "que no pertenecen a asociaciones, sino que son particulares o autónomos" suelen incumplir más la nueva normativa que los que trabajan para empresas o están inscritos en alguna asociación profesional. "Alegan desconocimiento" porque "al no ser de asociaciones o de organizaciones no les ha llegado la documentación que se envía de forma institucional desde el Ayuntamiento, pero todos los medios de comunicación lo han recogido, han elaborado artículos... creemos que toda la sociedad debería conocer las reglas del juego, aunque hay algún particular que alega que no las conocía".

 

El concejal cree que solucionar estos problemas "es cuestión de tiempo. A medida que pase el tiempo irá a mejor. Los trabajadores van a conocer mejor los horarios, las rutas, los aparcamientos... se irá consiguiendo con el tiempo". La clave es que todos los profesionales "interioricen las rutinas diarias, que antes eran distintas y ahora han de cambiar", opina.

 

Otro motivo de queja para el gremio de repartidores es el tiempo del que disponen. "Dicen que no tienen tiempo" para acabar los repartos, explica el edil, porque el nuevo reglamento les obliga a terminar a las 10:30 mientras que el antiguo les daba de margen hasta las 11:00. Fernando Carabias opina que en el fondo los repartidores querrían "más concienciación" entre los comercios y algunos hosteleros "para que sus titulares también interioricen abrir un poco antes y facilitar la entrega de la mercancía. Creo que buscan eso, que los que tienen que recibirles les faciliten" los repartos levantando antes la trapa.

 

El Consistorio negoció los detalles de la nueva normativa con los sectores profesionales afectados. Cinco semanas después parece, por lo que afirma el edil, que el cambio da resultados.

Noticias relacionadas