La nueva ITV no será más cara pero el sector no descarta una próxima subida
Cyl dots mini

La nueva ITV no será más cara pero el sector no descarta una próxima subida

Imagen de la ITV de El Montalvo en Salamanca (Foto: I. C.)

La Junta asegura que la nueva regulación de la ITV es independiente del asunto de las tarifas, que tendría que actualizarse en una orden. El sector no descarta subidas por el mayor coste.

La entrada en vigor del decreto que regula la nueva ITV no va a traer aparejado, por ahora, una subida de las tasas por pasarla... por ahora. Esta es la conclusión a la que se puede llegar tras analizar el nuevo decreto, las exigencias que supone para las estaciones de la inspección técnica y los pasos que ha dado la Junta de Castilla y León.

 

La inspección periódica de vehículos es competencia de la administración regional, que establece los precios de las pruebas. De hecho, hace un tiempo decidió rebajarlas por decreto porque eran mucho más caras que en otras comunidades, lo que le valió un conflicto ya apaciguado con las estaciones de ITV. Tras las consultas realizadas a la consejería competente, la versión de la Junta es que la nueva regulación de la ITV es independiente del asunto de las tarifas.

 

No obstante, sí parece existir una puerta a una futura actualización de precios a partir de una orden que fijará cómo se actualizan. El motivo es que las empresas que gestionan el servicio, en régimen de concesión, van a tener que hacer algunas inversiones para adaptarse a las nuevas condiciones de la inspección marcadas en la directiva europea. Esas inversiones van a ser un factor de subida porque dotarse de los aparatos para acceder a la gestión electrónica de los vehículos tiene un coste. Además, el personal ahora tendrá que tener categoría de técnico de automoción, lo cual también supondrá un coste para las estaciones.

 

Las ITV tienen un año para comprar los nuevos aparatos de control y adaptarse a las nuevas condiciones, y a partir de ahí habrá que ver cuál es el impacto que tienen en la economía de las empresas. A partir de ahí, la asociación de empresas de ITV considera que habrá que analizar posibles subidas. Según Facua-Consumidores en Acción las tarifas pueden alcanzar diferencias de hasta un 82% en los coches diésel y superar el 170% en motocicletas y ciclomotores.