La 'nueva' Feria de Día: más negocio para las casetas supervivientes y la pretensión de volver a crecer
Cyl dots mini

La 'nueva' Feria de Día: más negocio para las casetas supervivientes y la pretensión de volver a crecer

Traslado de una caseta de la Feria de Día de Salamanca.

Las casetas han incrementado su negocio un 8-10% según la asociación de hostelería a pesar de que eran menos: se ampliará el número tras limitarlo este año para evitar quejas por ruido como en San Juan.

La Feria de Día de Salamanca afrontaba este año su 'ser o no ser' tras la puesta en marcha de un nuevo modelo controvertido, con la mitad de casetas que hace tres años, sólo tres zonas y casetas individuales en las terrazas de 15 bares. El balance es, según los hosteleros, positivo, pero también deja algunos claroscuros porque algunos problemas persisten: reducir el tamaño de la feria no ha sido la solución total. Y termina con la promesa de que la feria volverá a tener más casetas en un futuro.

 

El nuevo modelo mixto, con casetas en las tradicionales zonas por un lado y otras en bares aislados por otro, ha funcionado de manera satisfactoria, según equipo de Gobierno y hosteleros. Satisfactorio, pero no perfecto como reconocen el concejal del árae, Julio López, y el presidente del gremio, Alain Saldaña"Seguro de que el nuevo modelo es mejorable", ha asegurado el edil que mantiene que "ha sido un acierto y se ha hecho para salvaguardar la feria". El presidente de los hosteleros reconoce que "igual este modelo no es el ideal, como no creo que lo de antes fuera malo".

 

La 'nueva' Feria de Día se ha basado en reducir el número de casetas con el objetivo de reducir, también, las quejas que desde hace años generan. Problemas que se identificaron ya en 2016, pero que sólo se han atajado en año preelectoral. Y que no se han erradicado por completo. Como reconocen ambas partes, aglutinar las casetas de siempre en tres zonas no ha eliminado algunos inconvenientes; sí ha habido menos quejas y denuncias, lógico cuando se reduce a sólo tres zonas. Con todo, ha habido problemas en una de ellas: la de plaza de San Juan.

 

 

Más negocio y más casetas tras la excepción de 2018

 

El concejal no ha dado cifras, y tampoco las ha podido ofrecer el presidente de hostelería a falta de los últimos recuentos. Pero Saldaña sí ha dado una cifra global de negocio: un incremento del 8-10% con respecto al año pasado. Algo remarcable porque, con 48, son menos de la mitad de casetas que hace tres años. Y en 2017 totalizaron 996.000 consumiciones y 100.000 tapas, a 1.400 consumiciones por día y caseta... cuando eran más de 70. Hay que tener en cuenta que el precio ha pasado de 2,20 euros fijados para todos, al precio libre de este año, con tarifas de 2,50 euros como las más repetidas.

 

Quizás por eso uno de los objetivos de futuro es volver a abrir la Feria de Día a aquellos a los que las nuevas normas implantadas por el Ayuntamiento de Salamanca dejaron fuera este año. Para esta edición se prohibió directamente a los bares de copas, pioneros de la feria, solicitar caseta. De ahí ha salido buena parte de la reducción de solicitudes, a lo que se han sumado las renuncias de última hora. La asociación de hostelería apuesta por dar alguna caseta más y volver a dar entrada a los locales de copas, lo que confirma que este 2018 ha sido una excepción pensada para reducir las molestias de la feria en el delicado año preelectoral.